Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 14 de abril de 2024
  • Actualizado 01:05

Niña violada sufrió lesiones, aguantó 45 días sin atención y autor está libre

La víctima es ingresada al Hospital del Niño, en Cochabamba. DEFENSORÍA DEL PUEBLO DE COCHABAMBA
La víctima es ingresada al Hospital del Niño, en Cochabamba. DEFENSORÍA DEL PUEBLO DE COCHABAMBA
Niña violada sufrió lesiones, aguantó 45 días sin atención y autor está libre

Una niña huérfana, de cuatro años, fue víctima de violación en Villa Tunari, Cochabamba. La menor de edad sufrió lesiones graves producto de la agresión sexual y aguantó 45 días sin atención médica, mientras su agresor, amigo de su familia paterna, sigue libre.

La niña, al igual que sus dos hermanos (de 9 y 15 años), estaba al cuidado de sus abuelos paternos desde que sus padres fallecieron en 2019 en un accidente de tránsito. Sus familiares maternos, que radican en Llallagua (Potosí), creyeron que los menores de edad estarían mejor con sus abuelos porque vivieron cerca de ellos y estaban acostumbrados al clima de esa región.

Su tía materna, quien vive en Llallagua, llegó hace unos días a Villa Tunari. Decidió llevarse a sus tres sobrinos de vacaciones a Llallagua y, en ese trayecto, la niña menor pidió ir al baño. Su tía se dispuso a ayudarla a asearse y se percató de las graves lesiones en sus genitales. De inmediato, buscó ayuda médica y personal de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia (DNA) de Sacaba y de la Defensoría del Pueblo de Cochabamba la acompañó y continúa apoyando a la familia. La víctima ingresó ayer a quirófano está bajo vigilancia médica en el Hospital del Niño Manuel Ascencio Villarroel de Cochabamba.

ANTECEDENTES

El 30 de octubre, la víctima, de cuatro años, fue agredida sexualmente por un amigo de su familia paterna, mientras sus tutores compartían bebidas alcohólicas. La niña identificó a su agresor. La Defensoría de la Niñez y Adolescencia de Villa Tunari conoció el caso y luego la denuncia fue formalizada ante el Ministerio Público. El fiscal sacó el mandamiento de aprehensión en contra del sindicado, pero la orden aún no ha sido ejecutada. 

Jimmy Postigo, jefe de Servicios Legales Integrales (SLIM) de Sacaba, señaló que el certificado médico forense, con fecha del 31 de octubre, refiere que la víctima sea valorada con urgencia por una especialista en ginecología pediátrica debido al desgarro y lesiones graves a consecuencia de la violación. Ese documento conoció la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de Villa Tunari, pero los funcionarios de esa dependencia no habrían acompañado y velado por la integridad de la menor de edad.

Postigo dio a conocer que la hermana mayor, de 15 años, también sufrió algún tipo de abuso sexual. El informe del área psicológica será remitido a la DNA de Villa Tunari para que continúen con las investigaciones puesto que los hechos ocurrieron en ese municipio.

INCUMPLIMIENTO

La Defensoría del Pueblo de Cochabamba reclamó la inacción de la DNA de Villa Tunari, quienes no habrían gestionado con urgencia la valoración ginecológica pediátrica de la niña como establecía el examen médico forense. La institución defensorial solicitará sanciones administrativas para los funcionarios públicos que hayan incurrido en incumplimiento de deberes.

La delegada defensorial departamental de Cochabamba, Marioly Álvarez, lamentó la falta de sensibilidad del personal de Villa Tunari. “No se abandona un caso, se abandona a una niña, niño o adolescente víctima de violencia sexual siendo hechos muy graves”. 

Esa dependencia realiza seguimiento a través de su oficina regional de Chapare. El SLIM y DNA de Sacaba y la Defensoría del Pueblo en Cochabamba piden a la Policía realizar las acciones necesarias para capturar al agresor, quien debe ser puesto ante un juez y pagar por el delito cometido. 

DATOS

En Cochabamba, se registraron 272 casos de violación de infante, niño, niña o adolescente hasta el 5 de diciembre de este 2021, según datos del Ministerio Público. 

El Código Penal, en su artículo 308 Bis, establece “si el delito de violación fuere cometido contra persona de uno u otro sexo menor de 14 años, será sancionado con privación de libertad de 20 a 25 años, así no haya uso de la fuerza o intimidación y se alegue consentimiento”.

En caso de que se evidencia algún agravante la pena alcanzará a 30 años, sin derecho a indulto.