Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 24 de junio de 2022
  • Actualizado 22:26

Niña ultrajada en Chimoré fue sometida a cesárea; anuncian investigación por negligencia

La senadora Andrea Barrientos pidió que se determinen las circunstancias en las que la menor fue intervenida quirúgicamente, si fue una cesárea programada y quién la autorizó o si fue un procedimiento de emergencia.
Protesta por el caso de la niña de 11 años embarazada en afueras del Hospital Materno Germán Urquidi. DICO SOLÍS
Protesta por el caso de la niña de 11 años embarazada en afueras del Hospital Materno Germán Urquidi. DICO SOLÍS
Niña ultrajada en Chimoré fue sometida a cesárea; anuncian investigación por negligencia

La niña de 11 años que resultó embarazada tras ser víctima de violación por parte de su abuelastro en Chimoré dio a luz tras ser sometida a una cesárea este sábado.

La información fue dada a conocer por la senadora Andrea Barrientos que, a pesar de la indignación del caso, informó que la salud de la niña se muestra estable de momento, aunque el bebé nació pesando tan solo 1.3 kilogramos y está muy delicado.

Barrientos acudió al Hospital Materno Germán Urquidi al finalizar la tarde de ayer, sábado, alarmada tras haber sido anoticiada del procedimiento que, según anunció, sería investigado en cuanto a los funcionarios e instituciones que autorizaron el mismo, a pesar del enorme riesgo de salud física, emocional y psicológica que representa el proceso para la menor víctima de violencia sexual.

La autoridad pidió que se determinen las circunstancias en las que la menor fue intervenida quirúgicamente, si fue una cesárea programada y quién la autorizó o si fue un procedimiento de emergencia.  Según Barrientos, seguirán de cerca las investigaciones de este caso para establecer responsabilidades.

Este caso ha abierto la brecha en el debate. La menor transitaba la semana 29 de su gestación. Su estado ha hecho que las organizaciones sociales, activistas, los médicos y las defensorías sienten postura.

Desde que se supo sobre el caso, hace unos días, los galenos informaron que ya era muy tarde para realizar la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) debido a la edad gestacional (siete meses). Desde el Hospital Materno Germán Urquidi consideran que el plazo ya había fenecido para la práctica del aborto. También la Iglesia Evangélica, mediante Iglesias Evangélicas Unidas Cochabamba (IEUC) se opusieron rotundamente a la interrupción del bebé nonato y pidieron "respetar las dos vidas".

El pastor José Luis Rivera fue quien se encargó de socializar la postura y solicitó "que se vele por ambas vidas".

Este viernes, la delegada defensorial de Cochabamba, Marioly Alvarez, apuntó que no se estaban respetando los derechos de la niña de 12 años. Acusó al Hospital Materno German Urquidi de “invisibilizarla”. Además, aseveró que ninguna institución ha visto por ella. Como consecuencia, el curso de su embarazo ha llegado a la semana 29 y, este sábado, al nacimiento del bebé.