Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 26 de noviembre de 2022
  • Actualizado 12:47

Cinco mujeres pierden la vida en una semana en Bolivia

Los decesos de estas mujeres son por hechos de feminicidio, infanticidio, asesinato y otras circunstancias. Los autores de estos hechos trágicos son sus propios familiares o miembros del entorno de la víctima.
Velan el cuerpo de Viviana, víctima de feminicidio en Santa Cruz.     UNITEL
Velorio de Viviana, otra víctima de feminicidio en Santa Cruz. UNITEL
Cinco mujeres pierden la vida en una semana en Bolivia

Según reportes oficiales, la última semana de septiembre cinco mujeres perdieron la vida en La Paz, Santa Cruz y Oruro. Los decesos de estas mujeres son por hechos de feminicidio, infanticidio, asesinato y otras circunstancias. Los autores de estos hechos trágicos son sus propios familiares o miembros del entorno de la víctima.

El pasado fin de semana ocurrieron dos casos de feminicidio, uno en La Paz y otro en El Alto. Por otro lado, al comienzo de la semana, en Santa Cruz, se reportó el infanticidio de una niña y posteriormente su madre se quitó la vida. El último caso que consternó a la población fue el asesinato de una mujer victimada por su hija.

Rosa, de 39 años, fue víctima de feminicidio. Murió en manos de su pareja, quien después de cometer el hecho se quitó la vida. La mujer fue enterrada en el patio de su vivienda en la zona de Nuevos Horizontes de la ciudad de El Alto.

“Un sujeto de 45 años asestó un golpe en la cabeza a la víctima ocasionando su deceso, posteriormente fue introducida en un yute y enterrada en la parte posterior de su domicilio”, informó el director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia, Julio Larrea.

Isela, de 29 años, fue golpeada brutalmente por su pareja hasta quedar sin vida. El sujeto la llevó hasta el Hospital de Clínicas donde la abandonó. La mujer dejó a dos menores, de 4 y 10 años, en la orfandad y actualmente los abuelos se hacen cargo de ellos y piden ayuda económica a la población, ya que no cuentan con recursos económicos.

“La señora Isela falleció a causa de un trauma cráneo encefálico, también vemos que tiene múltiples golpes en el rostro, en el brazo y en la boca. Lamentablemente, no es la primera vez que fue golpeada”, explicó el fiscal departamental de La Paz, William Alave.

Erika, de 34 años, tomó la decisión de asesinar a su pequeña hija de 2 años y 11 meses y luego decidió quitarse la vida lanzándose del noveno piso de un edificio en Santa Cruz. Su familia no encuentra consuelo y argumenta que el motivo que la llevó a tomar esta decisión es que sufría maltrato psicológico por parte de su expareja, padre de la niña.

Una adolescente, de 17 años, planeó el asesinato de su madre con la ayuda de su amigo. La madre de la joven murió con aproximadamente 25 puñaladas. Se presume que hace un mes, conoció al amigo, de la misma edad, y le contó que sufría de constantes agresiones de parte de su progenitora y por ello quería que “desaparezca”.

Ante el incremento de casos de feminicidios, el jefe de la División de Homicidios de la FELCC de La Paz, René Tambo, recomendó a la población prestar atención a sus familiares y brindar el apoyo emocional necesario antes de lamentar un trágico hecho.

“Llamamos a la reflexión a los padres de familia, a los hermanos, a la familia en general con la relación, a su ser querido dar un poco más de motivación y preguntar en qué situación se encuentra y asimismo está abierta las puertas de la FELCC, la atención de psicología para poder hacer un trabajo de contención y poder y tal vez escucharles”, dijo Tambo.