Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 29 de octubre de 2020
  • Actualizado 09:19

Mujer sufre aborto tras recibir una golpiza de su pareja

El hecho sucedió la noche del 1 de octubre en Sacaba. No es la primera vez que el agresor ejerce violencia sobre la víctima, en presencia de su hija de cuatro años.
Imagen referencial y escenificada de violencia machista. Pixabay
Imagen referencial y escenificada de violencia machista. Pixabay
Mujer sufre aborto tras recibir una golpiza de su pareja

Basilia C. recibió una golpiza tan fuerte por parte de su pareja, que las lesiones le provocaron un aborto forzado, a las 18 semanas de gestación.

El agresor, Félix S., de 48 años, en medio de un ataque de celos, procedió a propinar patadas en el vientre de la víctima, sin importarle que estuviera embarazada.

Este hecho tuvo lugar en el domicilio de la pareja, en el municipio de Sacaba, la noche del 1 de octubre.

La hija de la víctima, una niña de cuatro años, presenció el hecho.

Tras el suceso violento, la mujer fue conducida a un centro médico de forma inmediata.

Sin embargo, a pesar de recibir la atención necesaria, el aborto fue inevitable debido a la gravedad de las lesiones.

Según declaraciones preliminares de la víctima, de 28 años, el sujeto tendría una actitud violenta de forma recurrente y esta no sería la primera vez que le propina golpes en frente de su hija.

Efectivos policiales se encuentran a la espera del informe médico forense, para determinar con exactitud los daños causados en la mujer y la gravedad de los mismos.

Según un informe Policial, el número de casos registrados al año, en cuanto a este tipo de lesiones en mujeres embarazadas, son bajos.

Sin embargo, el hecho de que no existan muchas denuncias no cubre la realidad de los numerosos casos que se mantienen en silencio.

Efectivos afirman que, según informes extraoficiales, las mujeres que sufren abortos a causa de lesiones provocadas por violencia intrafamiliar no generan denuncias por la dependencia emocional o económica que sienten hacia sus parejas.

Los testimonios señalan que son los mismos agresores quienes conducen a las víctimas a los hospitales y clínicas, y tratan de estar junto a ellas el mayor tiempo posible, para que las mismas no denuncien el hecho y guarden silencio.

Incluso, acuden a recibir asistencia médica bajo el argumento de que las víctimas sufrieron algún accidente y suelen amenazarlas.

Félix S. se encuentra detenido y a la espera de su audiencia de medidas cautelares. Se pondrá el caso a conocimiento del Ministerio Público.