Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 22 de mayo de 2024
  • Actualizado 03:45

SIGUEN LAS INVESTIGACIONES

Muerte de Andrea, el caso que conmociona a Tarija y el país; siguen las investigaciones

A sus 31 años vivía con su pareja, Paul Segovia, en el barrio Luis de Fuentes en el departamento de Tarija. Esta historia no puede comenzar sin brindar el siguiente dato, que ya fue confirmado por amigas cercanas de Andrea a distintos medios de comunicación: la relación era tóxica, tormentosa y violenta. Según el periódico El País de esta ciudad, la joven presentaría episodios depresivos desde su etapa escolar. 

Andrea G, la mujer que fue encontrada en un hotel./ TOMADA DE URGENTE
Andrea G, la mujer que fue encontrada en un hotel./ TOMADA DE URGENTE
Muerte de Andrea, el caso que conmociona a Tarija y el país; siguen las investigaciones

Las calles de Tarija se llenaron de panfletos y carteles, las redes sociales compartieron con urgencia la imagen de quien, en vida, fue amiga, novia, sobrina, nieta, etc. Andrea, una joven ingeniera, quien en sus redes mostraba dos facetas: una vivaz muchacha que se desempeñaba en el gimnasio y amaba a su pequeño minino con todo su corazón; por otra parte, se mostraban publicaciones tristes, que indicaban problemas depresivos. Hoy, lastimosamente, sus amigos lloran su pérdida. 

A sus 31 años vivía con su pareja, Paul Segovia, en el barrio Luis de Fuentes en el departamento de Tarija. Esta historia no puede comenzar sin brindar el siguiente dato, que ya fue confirmado por amigas cercanas de Andrea a distintos medios de comunicación: la relación era tóxica, tormentosa y violenta. Según el periódico El País de esta ciudad, la joven presentaría episodios depresivos desde su etapa escolar. 

Andrea fue criada por sus tías y abuela, pues su madre falleció cuando ella apenas rondaba los cinco años de edad. Su familia paterna radicaría en La Paz y mantenían contacto con ella a través de redes sociales. Nunca respondía efusivamente, preguntas concretas, saludos y despedidas representaban la mayor parte de su comunicación con sus parientes. 

De acuerdo a los datos brindados por la activista Melania Torrico, la última vez que se contactó su tía María Nela Garrido con ella fue el 15 de abril, exactamente un mes antes del día que se estima falleció Andrea. Sin embargo, el caso que por ahora indicaría un suicidio por cuadro depresivo muestra cientos de interrogantes al indagar más sobre la relación que mantenía con uno de los principales sospechosos, su pareja, Paul. 

De acuerdo al relato que brinda Paul a Torrico, la joven desapareció el 6 de mayo, cuando salió de su hogar por la tarde, sin ninguna de sus pertenencias. Según sus familiares, perdieron todo contacto con ella el 7 de mayo. El 9 de mayo, Andrea compartió su última publicación en Facebook, sobre la depresión que sufría el cantante Chester Bennington, de la banda Linkin Park. 

Paul la reportó como desaparecida el 12 de mayo, seis días después de verla por última vez. El 15 de mayo una de las amigas de la mujer se contacta con Paul y le pregunta si es que se tenía alguna información, él contesta que se la vio el 13 de mayo cerca de la ex terminal de Tarija. 

Pasada las 13:00 del 18 de mayo, casi una semana después del día en el que se impuso la denuncia por desaparición, el cuerpo de Andrea fue hallado en una habitación del cuarto piso del Hotel Segovia I, ubicado cerca de la exterminal de buses de Tarija. Según los administradores del lugar, se registró y entró sola. 

Aunque Segovia es uno de los apellidos más comunes en Tarija, de acuerdo al periódico El País, la familia propietaria de del Hotel Segovia I, donde fue encontrado el cuerpo de Andrea, confirmaron que Paul sería su sobrino lejano, aunque, nunca habían tenido contacto con él. 

Sin embargo, las preguntas no terminan ahí, pues, de acuerdo al examen post mortem, la joven habría fallecido hace cuatro días, entre el domingo 14 y lunes 15 de mayo. Si la última vez que se la vio con vida fue en cercanías del hotel donde después se encontraría su cuerpo, la muchacha habría pasado seis días dentro de las instalaciones, cuatro de ellos, sin vida. 

Surgen entonces diversas preguntas: ¿Por qué el personal no acudió a limpiar el cuarto? ¿Pagó su estancia por todos esos días? ¿De dónde sacó el dinero? Y, si no pagó, ¿por qué el personal del hotel la dejó quedarse tanto tiempo? 

El caso continúa bajo investigación; sin embargo, la fiscal departamental, Sandra Gutierrez brindó la noche del jueves elementos sobre el hecho. Primero, la figura por la cual los policías continúan recabando datos es por homicidio suicidio. Esto, debido a que los casos de mujeres encontradas en estas condiciones, son tipificados así para evitar conjeturas erróneas que puedan afectar en el análisis. 

Según el examen forense, el cuerpo no se encontraba con signos de violencia. “De acuerdo a la autopsia legal emitida por el médico forense, la causa de muerte sería por intoxicación química”, aseveró Gutierrez en conferencia. 

“Doña Melania, la hemos encontrado a Andreita aquí en un hostal, se ha suicidado”, es una de las declaraciones de Paul a la activista en el momento en que encontraron el cuerpo de la joven. En el audio de la llamada se escucha como, entre llanto desesperado, el novio declara que él no tiene nada que ver. 

“Esta joven ya habría desaparecido en otras oportunidades, la penúltima vez que desaparece, el propio enamorado da con su paradero y la lleva a casa. De ahí discutieron nuevamente, él mismo revela que el vio que ella destrozó su celular y el chip”, menciona Torrico en un video explicativo del hecho. 

El WhatsApp de Andrea se encuentra desactivado; sin embargo, aunque se quite o destruya el chip de un celular, esto no ocurre. “Hay muchas contradicciones en las declaraciones que hace Paul Segovia, después de días hace la denuncia. Él manifiesta que ella ya no quería sostener la relación (…) Menciona que jamás ha tenido problema con Andrea”, añade Torrico.

“No tenga nada que ver, usted venga si quiere a ver (…) Doña Melania, en serio, cómo le voy a mentir, ¿hace cuánto tiempo estoy buscándola? ¿Hace cuánto tiempo estoy luchando por encontrarla?”, finalizó Paul y no se sabe más de su supuesta participación.