Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 03 de diciembre de 2020
  • Actualizado 13:12

UN NIÑO DE CUATRO AÑOS QUEDÓ EN LA ORFANDAD

Melvi, joven que fue violada, murió a 5 horas de salir y cerca de su pensión

La víctima, de 23 años, se dirigió a una carnicería a las 16:45, el 12 de octubre. Estaba inconsciente y desangrándose producto de las agresiones a las 19:00 y falleció a las 22:00.
Velorio y entierro de Melvi Alejandra, víctima de violación y feminicidio.     Víctimas de Feminicidio e Infanticidio Bolivia
Velorio y entierro de Melvi Alejandra, víctima de violación y feminicidio. Víctimas de Feminicidio e Infanticidio Bolivia
Melvi, joven que fue violada, murió a 5 horas de salir y cerca de su pensión

Melvi Alejandra H.Q., de 23 años, fue violada y asesinada en una carnicería de la zona de Pampahasi (La Paz), el pasado 12 de octubre. Sus familiares, amigos y vecinos recordaron el martes los ocho días de su muerte en puertas de ese negocio, donde encendieron velas y un sacerdote bendijo el espacio en el que la víctima fue encontrada inconsciente y poco después perdió la vida.

La joven falleció cinco horas después de salir de su vivienda, aproximadamente a las 22:00, de acuerdo con el certificado de defunción. Las investigacio- nes dan cuenta de que Melvi llegó a la carnicería que era administrada por Guido Luis E.Ch. al promediar las 16:45, donde habrían consumido bebidas alcohólicas. Ese negocio está ubicado en la misma zona que el restaurante de la familia de Melvi, a solo unas tres tiendas de distancia.

Ella habría sido dopada porque se encontraba inconsciente, ensangrentada y con signos de haber sido agredida sexualmente a las dos horas, cerca de las 19:00. Aproximadamente a esa hora, Guido, el principal sospechoso del crimen, se comunicó por teléfono con una de las hermanas de la víctima para decirle que Melvi aparentemente tuvo un aborto mal practicado y que estaba perdiendo sangre, pero ese aspecto fue descartado con los resultados de la autopsia médico forense.

La familiar se encontraba en su domicilio, como a media hora de la carnicería. Cuando llegó vio que su hermana no reaccionaba y que estaba ensangrentada, mientras Guido Luis le exigía que se la llevará lo antes posible. La joven llamó a su tío para que le ayudará y Melvi perdió la vida cuando se dirigían a un hospital.

Los familiares exigen la pena máxima para el presunto autor del crimen que ha sido enviado con detención preventiva a la cárcel de Chonchocoro por los delitos de feminicidio y violación con agravante por el estado de inconciencia de la víctima, el 16 de octubre.

Asimismo, piden que el caso se esclarezca porque se presume la participación de al menos otros dos hombres en la agresión, quienes presuntamente también trabajarían en una tienda de la zona de Pampahasi. Se conoció, por fuentes cercanas a la investigación, que otras personas fueron citadas para prestar su declaración informativa.

ESE 12 DE OCTUBRE Melvi discutió con su pareja, el padre de su hijo de tres años y ocho meses, por temas económicos, esa mañana.

El joven indicó que el conflicto se generó en presencia de su madre. Él decidió evitar los problemas y tomó sus zapatillas deportivas, porque se dedica al fútbol, y las llevó al zapatero.

Melvi se retiró y llegó al restaurante de su madre, donde atendieron el negocio con normalidad. “Ella salió refiriendo que le llamaron para un trabajo. El carnicero le llamó a su hermana a las 19:00 y fue de inmediato al lugar, donde la encontró semidesnuda en el piso y desangrándose, no comprendo cómo alguien puede actuar con tanta maldad. Ella era mi apoyo, mi motor, y ahora mi hijo ha quedado huérfano de madre. Solo espero que mi esposa me dé la fortaleza de poder salir adelante con nuestro bebé”.

Acotó que eran una familia unida, pese a que no vivían juntos. Tenían la intención de culminar sus estudios y unirse en matrimonio para continuar una vida. Melvi se graduaría de Marketing y Publicidad, el próximo año. Se costeaba su carrera con lo que recibía por ayudarle a su mamá en la pensión.

La joven entregada comida a los negocios cercanos y ahí conoció a Guido Luis, de 24 años, quien era uno de sus clientes.

EXTREMA VIOLENCIA El principal sospechoso filmó el momento en que Melvi se desangraba, según información del fiscal departamental de La Paz, Marco Antonio Cossío.

“Grabó, me imagino para decir que ella se estaba desangrando porque tendría un aborto mal practicado anteriormente, pero ese extremo fue descartado por el médico forense”, dijo.

Las prendas de vestir de Melvi, el celular del imputado, testimonio de la hermana e instrumentos colectados fueron los elementos que presentó el Ministerio Público para sostener que Guido es el presunto autor del delito de feminicidio y violación con agravante, y lograron su detención preventiva por seis meses, mientras dure la etapa preparatoria.

El certificado de defunción, emitido por el Instituto de Investigaciones Forenses, estableció que la joven falleció por shock hipovolémico, laceración de vasos sanguíneos a nivel genital y traumatismo genital y rectal.

“La lesión que más nos llama la atención es la anal que es de 23 centímetros. Presumimos que se ha introducido alguna botella o instrumento propio de la carnicería como el afilador de cuchillos que tendría la misma dimensión”, señaló.

La abogada Paola Barriga señaló, hace unos días, que se debe agilizar las investigaciones porque se presume que tres personas participaron del crimen. “Se ha podido cotejar una cámara de vigilancia y se puede advertir otros elementos. Va a ser indispensable en este proceso”.

Dijo que Melvi no tenía la intención de consumir bebidas alcohólicas en la carnicería, como se ha indicado. Habría ido por temas laborales puesto que llevaba comida a ese y otros negocios de la zona de Pampahasi.

13 días Melvi

falleció hace casi dos semanas. Los familiares, amigos y vecinos piden justicia y que el autor o implicados en el crimen sean sentenciados con la pena máxima.