Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 03 de febrero de 2023
  • Actualizado 11:56

Matan al Torbellino y sospechan de sus dos compañeros de celda

El victimado cumplía condena por asesinato, desde 2008. Su familia dice que era “amenazado”y pide que los autores vayan a otro penal porque tienen otros dos familiares dentro.
Patrulla policial traslada el cuerpo de Javier Vargas, alias el Torbellino, al IDIF,
Cochabamba. DICO SOLÍS
Patrulla policial traslada el cuerpo de Javier Vargas, alias el Torbellino, al IDIF, Cochabamba. DICO SOLÍS
Matan al Torbellino y sospechan de sus dos compañeros de celda

El penal de máxima seguridad de El Abra se convirtió en la tumba de Javier Vargas Maita (35 años), alias el Torbellino, quien cumplía sentencia, desde 2008, por asesinato. Para la Policía, el móvil del crimen son rencillas.

Sus dos compañeros de celda son los sospechosos. El Torbellino fue hallado sin vida la mañana de este 5 de octubre. Tenía una herida punzocortante en el cuello y el cuchillo artesanal usado para acabar con su vida se quedó en su cuerpo. Salió de la cárcel envuelto en una frazada y en la tolva de una patrulla policial que lo dejó en el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) de Coña Coña, donde se hizo la autopsia.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Cochabamba, Ronald Tapia, informó que personal de esa dependencia se dirigió al penal, al promediar las 07:30, para realizar el levantamiento legal del cadáver y procesar la escena del crimen.

“El privado de libertad falleció producto de una herida punzocortante a nivel del cuello, con ingreso en la parte izquierda. Según las primeras investigaciones, los responsables serían dos personas que estaban con él, al interior de esa celda, pero vamos a corroborar a través de las declaraciones de ambos reclusos y de los funcionarios que estaban de turno”, manifestó Tapia. 

Los presuntos autores cumplían sentencia por el delito de homicidio. El jefe policial dijo que “rencillas” y “rivalidades” derivaron en el hecho de sangre. Descartó que los móviles del crimen tengan relación con “pugnas de poder”.

“Había rivalidad entre estas personas. Aprovecharon la noche para enfrentarse y el saldo es una persona fallecida”, señaló.

Según la hermana de Vargas, el Torbellino recibía amenazas todo el tiempo. 

“Estaba encerrado con dos hombres. Cuando yo iba a verlo no lo dejaban salir del pabellón. Ayer (martes) lo vi, fue la última vez que lo vi. Era amenazado, cada vez me contaba eso mi hermano. Me decía que quería salir de ahí, 'tengo broncas', me decía”, expresó la hermana del preso asesinado a Red Uno.

Contó que su hermano estaba buscando dejar el penal. Se encontraba reuniendo la documentación necesaria para conseguir salir de El Abra. 

La mujer pidió que los responsables del crimen de su hermano sean traslados a otra cárcel porque considera que son un riesgo para otros dos familiares que se encuentran en la misma prisión.

Otros dos hechos violentos se registraron hace poco más de dos semanas en El Abra. Dos reos resultaron heridos; uno sufrió quemaduras y el otro recibió varias puñaladas.