Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 21 de octubre de 2020
  • Actualizado 00:02

Maestra se quita la vida y carta póstuma involucra a expareja que la maltrataba

La expareja de la víctima aprehendida en la FELCV de Cochabamba. FOTO: OPINIÓN
La expareja de la víctima aprehendida en la FELCV de Cochabamba. FOTO: OPINIÓN
Maestra se quita la vida y carta póstuma involucra a expareja que la maltrataba

Unos carteles pegados en un muro permitieron develar un caso de violencia psicológica que derivó en la muerte de una mujer. La Policía encontró el cuerpo sin vida de Delia M.M., de 36 años, sobre su cama en su domicilio en Colcapirhua, hace una semana.

Ella, de profesión maestra, escribió lo que sentía en unas hojas blancas antes de quitarse la vida y luego las pegó en el muro de su habitación. Se dirigía a un hombre que aparentemente la despreciaba, con quien habría tenido una relación sentimental. Él estaba prestado su servicio militar en Charagua (Santa Cruz), pero conversaban por WhatsApp.

Delia sostuvo comunicación con el hombre antes de quitarse la vida. Él alertó a los tíos para que fueran a la casa de la víctima.

El conscripto, de 21 años, fue aprehendido y trasladado a Cochabamba para esclarecer el caso que se investiga inicialmente como muerte de persona – homicidio, informó este lunes el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), Rubén Darío Lobatón Ortiz.

La abogada del Observatorio de Justicia de la Fundación Voces Libres, Mercedes Cortez, manifestó que el hombre afectó la autoestima de la víctima, que dejó un niño de 10 años en la orfandad, orillándola al extremo de la depresión que derivó en su muerte. Apuntó que pedirán su detención preventiva.

“Nos preocupa que suben las cifras de mujeres que deciden quitarse la vida producto de la violencia psicológica (…). Consideramos que este hecho identifica al agresor y la afectación ocasionada a la víctima que refleja su dolor en los apuntes que dejó en la pared”, manifestó.

El artículo 256 del Código Penal establece que, si una persona comete suicidio, como consecuencia de la violencia, el agresor deberá ser sancionado con una pena de privación de libertad de 10 años. Cuando el hecho no se ha consumado la sanción es de dos a seis años de cárcel.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad