Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de octubre de 2022
  • Actualizado 18:36

Madre de joven que dijo salvarse de ser "sullu" cuenta que él llora y toma por engaño amoroso

“Está en shock mi hijo. No sé qué clase de gente lo ha llevado. Le han dado una sustancia”, lamentó Lidia. 

El hombre que huyó de ser ofrendado a la Pachamama.
El hombre que dijo haber "escapado" de ser ofrendado a la Pachamama.
Madre de joven que dijo salvarse de ser "sullu" cuenta que él llora y toma por engaño amoroso

Víctor Hugo, el muchacho paceño que generó noticia este lunes, tras revelar que, según él, se salvó de morir como "sullu" (ofrenda para la Pachamama), sigue dando de qué hablar. Su madre, Lidia A., informó este miércoles que su hijo no puede dormir y está traumado.

Es el mayor de tres hermanos y trabaja como costurero en Chile. Según la progenitora, el muchacho llegó a Bolivia para participar de una fiesta de tobas en Villa Victoria.

“Él está traumado. En la noche mi hijo llora, grita y habla como loquito. Todo el rato (en el día) duerme. Me dijo que parece que estaba en Achachicala, en una pampa nomás, y que se levantó”, indicó la madre en declaraciones a Urgente.bo.

Víctor Hugo declaró ante la Policía y la Fiscalía que después de consumir bebidas alcohólicas en una fiesta apareció dentro de un ataúd, enterrado en un lote donde aparentemente realizaban una construcción. Expresó que apareció en Achacachi. La madre dice ahora que fue en Achachicala.

En su relato, él aseveró que procedió a romper el vidrio y algunas partes del cajón para salir de la fosa donde estaba.

“Está en shock mi hijo. No sé qué clase de gente lo ha llevado a mi hijo, le han dado una sustancia”, lamentó.

A su vez, la madre manifestó que el hombre, de 30 años, tenía una pareja que “lo engaño, le jugó sucio” y es por ello que comenzó a consumir bebidas. “La decepción se apoderó de mi hijo”, reprochó.

El 9 de agosto, el subdirector de la Fuerza de Lucha Contra El Crimen (FELCC) de La Paz, Juan José Donaire, advirtió con un proceso si es que la denuncia es falsa.

“La denuncia de mi hijo la vamos a dejar ahí nomás porque hay que pagar a policías, fiscales y no tengo plata”, argumentó Lidia.