Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de octubre de 2022
  • Actualizado 13:52

Madre se envenena junto a sus dos hijos; una menor sobrevive

La mujer y el niño perdieron la vida antes de llegar al hospital. Un transeúnte encontró a la familia agonizando en el cerro Churuquella de Sucre. 
Frontis de la Fiscalía de Chuquisaca, donde se investiga el caso. CORREO DEL SUR
Frontis de la Fiscalía de Chuquisaca, donde se investiga el caso. CORREO DEL SUR
Madre se envenena junto a sus dos hijos; una menor sobrevive

Una madre, de 38 años, se envenenó junto a sus dos hijos, de 11 y 14 años, en la tercera estación del cerro Churuquella, Sucre. Ella y su hijo menor perdieron la vida, mientras la mayor sobrevivió y recibe atención médica en un hospital de esa ciudad.

Personal de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) de Chuquisaca atendió el lunes el doloroso caso tipificado como infanticidio, asesinato en grado de tentativa y suicidio. El comandante departamental de la Policía, Freddy Baspineiro, informó que un transeúnte encontró a la familia agonizando y, cerca de las 18:00, llamó a los efectivos policiales. 

La Patrulla de Auxilio y Cooperación Ciudadana (PAC) verificó el hecho. Luego, ingresó al lugar una ambulancia. El niño, de 11 años, y su madre perdieron la vida antes de llegar al hospital.

Según las investigaciones policiales, la mujer compró la sustancia tóxica en horas de la tarde y luego convenció a sus hijos de salir a pasear por el cerro Churuquella. Les dio alimentos envenenados y ella consumió lo mismo. “La causa de muerte es anoxia, la sustancia tóxica causó la obstrucción de las vías respiratorias. La sustancia está en análisis”. 

Los investigadores tomaron entrevistas a los familiares de la madre, quienes dieron a conocer que ella alguna vez había expresado su intención de acabar con la vida de sus hijos y la suya, pero no creían que iba a hacerlo. Otro pariente dijo que la mujer estaba asistiendo hace unos días a unas sesiones con un psicólogo porque presuntamente tenía problemas.

Del padre del niño fallecido y de la menor sobreviviente, se conoce que la relación con la madre terminó hace unos 11 años y no tenían una relación cercana con él. La Defensoría de la Niñez y Adolescencia (DNA) tomó conocimiento del caso considerando que hay una menor de edad en la orfandad.