Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 26 de junio de 2022
  • Actualizado 19:31

PIDEN TOLERANCIA CON LOS MAYORES

Más abuelos son víctimas de sus nietos, en el sur

La mayoría de los adultos denuncian para asustar a sus agresores, pero luego desisten de la demanda. 
Más abuelos son víctimas de sus nietos, en el sur



Hace casi dos semanas, J.A.T., de 18 años, golpeó con el puño a su abuelo de 67 años, porque se negó a darle dinero para comprar bebidas alcohólicas. 

Se conoce que el joven consumía alcohol con sus amigos en un local próximo a su casa, donde vive con su abuelo. Se le acabó el dinero y buscó al adulto para que le financiara la “farra”.

El abuelo notó que su nieto iba borracho y se negó a darle los billetes. Esa situación enfureció al joven quien hirió al adulto mayor. Los efectivos de la Policía aprehendieron al agresor.

El jefe del departamento del Adulto Mayor de la Alcaldía de Cochabamba, Mauricio Osorio, informó que cada vez los agresores son “más jóvenes” y la mayor cantidad de casos se han reportado de la zona sur. “Ha cambiado un poco la figura. Ahora son los nietos los que maltratan a los abuelitos”.

Señaló que hasta noviembre de este año, esa dependencia atendió 1.803 casos. Las cifras redujeron en relación al año anterior, en el que se cerró con más de 2.400. Las denuncias son de tipo psicológico, físico y patrimonial. A su vez apoyaron trámites de certificados o carnet de identidad.

Explicó que de los 1.803 casos atendidos, 1.081 son por violencia psicológica y 360 por física. “La agresión viene del seno familiar. Son los nietos, sobrinos e hijos”.

Señaló que la mayoría de las denuncias son del sur. Se atendieron en la Estación Policial Integral (EPI) Sud, comunas Alejo Calatayud e Itocta. “Las madres o abuelas son las que más sufren agresión. Algunos casos surgen tras el consumo de bebidas alcohólicas y otros están acostumbrados a ejercer maltrato. Les insultan y les gritan. Estas acciones son una línea delgada hacia la agresión física”.

El Departamento del Adulto Mayor, tras tomar conocimiento de un acto de violencia física, recurre a la valoración del médico forense para determinar los días de impedimento. Con el documento realizan la denuncia al Ministerio Público.

DIFICULTAD Osorio apuntó que es común que las víctimas desistan de la denuncia contra sus hijos o nietos. “El adulto mayor se da cuenta de que su hijo está en problemas y a punto de entrar a la cárcel y buscan anular el proceso”.

Aclaró que el Departamento del Adulto Mayor, en ningún caso, revoca la demanda. “(El agredido) no vuelve más esta unidad y con un abogado particular procede con el trámite de desestimiento ante la Fiscalía”.

Comentó que este año no atendieron casos graves. Los adultos mayores tenían entre cinco a siete días de impedimento, según el certificado forense. “Son más frágiles. Un empujón o una presión en el brazo generan moretones pero eso nos es suficiente para iniciar una acción penal”.

Añadió que la víctima puede acudir a la comuna más cercana a su domicilio para reportar la agresión. Indicó que es necesaria una acción voluntaria para seguir una demanda. “A veces vienen solo porque quieren asustar al hijo para evitar que se repita el hecho violento”.

Sin embargo, no solo se castiga la agresión física, sino también el abandono. Hace tres días, una ancianita fue abandonada en puertas de la Estación Policial Integral (EPI) del Sud. En 15 oportunidades la dejaron en ese lugar, según reportaron.

Se presume que la adulta mayor era encerrada en una habitación y no le daban alimentación. Estaba descuidada.

Osorio señaló que se procesará a los dos hijos por el delito de violencia familiar o doméstica, en grado de tentativa.

Pidió a los familiares tener paciencia. “Debe haber tolerancia y amor hacia los padres”.

20 por ciento

Violencia física

El departamento del Adulto Mayor atendió 1.803 casos en lo que va del año, de los cuales, el 20 por ciento son de violencia física a adultos mayores, principalmente, del sur.