Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 19 de abril de 2024
  • Actualizado 13:26

CASO SE INVESTIGA EN SANTA CRUZ

Lío entre familias y deuda, posibles móviles detrás del disparo a un empresario y el suicidio de su atacante

Jorge M., sindicado de disparar a un hombre en el estacionamiento de una entidad bancaria, fue encontrado sin vida.

El inmueble donde descubrieron el cuerpo sin vida de Jorge M. en Santa Cruz. UNITEL
El inmueble donde descubrieron el cuerpo sin vida de Jorge M. en Santa Cruz. UNITEL
Lío entre familias y deuda, posibles móviles detrás del disparo a un empresario y el suicidio de su atacante

Anoche, Jorge M., sindicado de herir de bala al empresario Rodrigo C., fue encontrado sin vida en una propiedad alejada de la ciudad de Santa Cruz. La Policía está manejando varias hipótesis, entre ellas un conflicto entre familias y una deuda.

Según testigos, ayer por la mañana, Jorge M. y Rodrigo C. tuvieron un encuentro en el estacionamiento de una entidad financiera ubicada en la avenida Cristo Redentor y Cuarto Anillo. La institución emitió un comunicado aclarando que el incidente en su estacionamiento fue un hecho entre terceros y no tuvo consecuencias para sus clientes y colaboradores.

Durante ese encuentro, las dos personas discutieron y luego Jorge M. sacó un arma de fuego y disparó a Rodrigo C. Mientras Jorge se daba a la fuga, Rodrigo fue auxiliado y llevado a un establecimiento de salud.

La Policía llegó al lugar para recabar pruebas que puedan ayudar en la investigación del caso. El comandante general de la Policía, Álvaro Álvarez, aclaró más tarde que el suceso, que inicialmente parecía un robo, en realidad era un conflicto entre familias. También se informó que la pareja sentimental de Jorge M. fue arrestada en las inmediaciones de la entidad financiera.

Horas después, el cuerpo de Jorge M. fue encontrado. Se habría quitado la vida usando un cuchillo.

Jorge Pérez, el abogado de la familia del fallecido, manifestó que Jorge M. no era un sicario ni un atracador, como se pensaba inicialmente, sino un empresario. Según él, Jorge M. estaba siendo amenazado por Rodrigo C., lo que agravó sus problemas.

Hizo referencia a una nota que Jorge M. habría enviado a un grupo de amigos en WhatsApp, donde explicaba que tomó esa decisión para proteger a su familia, ya que Rodrigo C. lo había llamado el 22 de febrero para amenazar no solo a él, sino también a su familia, todo por una deuda pendiente.

El fiscal a cargo del caso informó anoche a los medios locales que no se había encontrado la carta póstuma que supuestamente había sido enviada en un grupo de WhatsApp. Hay dos casos abiertos, una por el disparo al empresario y la otra por la muerte del atacante. Las investigaciones continúan.