Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 28 de febrero de 2024
  • Actualizado 07:34

Lindaura y Miranda: anticresista planeó el crimen hace 4 meses

Los cuerpos de las mujeres, madre e hija, fueron encontrados enterrados en Viacha, La Paz. Tres hombres fueron aprehendidos, incluido un albañil y su hermano.
Presentan a los tres involucrados en el crimen de María Lindaura y su hija Miranda./ APG
Presentan a los tres involucrados en el crimen de María Lindaura y su hija Miranda./ APG
Lindaura y Miranda: anticresista planeó el crimen hace 4 meses

María Lindaura Vega Jaldín, de 64 años, y Miranda Lucia Tejada Vega, de 22 años, madre e hija, respectivamente, que habían sido reportadas como desaparecidas desde el domingo 4 de febrero, fueron encontradas ayer enterradas en Viacha, a una distancia de aproximadamente 47 kilómetros del lugar donde ocurrió el doble crimen. Gabriel Edmundo M.R., quien ocupaba un inmueble de las víctimas en calidad de anticresista desde 2014, es señalado como el autor material e intelectual de este macabro hecho, quien cometió el doble asesinato junto a un albañil llamado Wilfredo Luis S.S., y el hermano de este, José Luis S.S.

De acuerdo con el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, el móvil de este doble asesinato es de índole económica, ya que María Lindaura le habría pedido a Gabriel Edmundo M. que abandonara la vivienda en junio de 2023. El hombre había planeado acabar con la vida de la mujer desde octubre de 2023 y esto se evidencia en un mensaje que envía al albañil. Se habla de una suma de 51 mil dólares.

Gabriel Edmundo buscaba inculpar a otros por las muertes, ya que había declarado anteriormente. La Policía manejaba varias hipótesis e incluso se citó a declarar a la expareja de María Lindaura en calidad de testigo, pero se descartó su participación. 

Según las investigaciones, las mujeres fueron asesinadas mientras se encontraban en su hogar, vistiendo pijamas. Gabriel Edmundo y Wilfredo Luis S.S. mataron primero a María Lindaura y luego engañaron a Miranda llamándola para decirle que su mamá la buscaba, pero todo era una trampa. Ambas fueron estranguladas. Posteriormente, sacaron los cuerpos de la vivienda y contaron con la participación del hermano del albañil, quien vigilaba que no haya policías en el camino hacia Viacha. Los cuerpos fueron enterrados en una fosa que cavaron. Según las investigaciones, el albañil participó de este hecho por un pago de 3.500 dólares.

El vehículo perteneciente a las víctimas fue encontrado cerca de la Terminal de Buses, con las llaves en su interior. Del Castillo dijo que María Lindaura era prestamista y realizaba inversiones en bienes inmuebles.