Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 14 de agosto de 2022
  • Actualizado 21:07

Katanas: 6 años sin justicia y suspenden otra vez juicio

Paola Barriga, abogada que lleva el caso, dijo que este miércoles debía dictarse sentencia, pero la audiencia fue reprogramada para el 24 de agosto.
Demolición del local Katanas en 2016, en La Paz. ARCHIVO
Demolición del local Katanas en 2016, en La Paz. ARCHIVO
Katanas: 6 años sin justicia y suspenden otra vez juicio

Cinco años y 10 meses transcurrieron desde que el bullado caso Katanas estremeció a Bolivia al develar los movimientos de una mafia de trata y tráfico de mujeres al interior de este local nocturno en La Paz. 

El Tribunal Séptimo de Sentencia de la sede de Gobierno debía dictar ayer sentencia condenatoria contra seis de los 10 acusados por estos delitos; sin embargo, la audiencia fue suspendida por tercera vez, informó la abogada que lleva el caso, Paola Barriga.

Dijo que la Presidenta del Tribunal de Sentencia, desde hace tres meses atrás presenta baja médica. 

Entre tanto, la nueva fecha establecida para dictar sentencia fue programada para el 24 de agosto, a las 9:00 horas.

CASO

Nohemy C., hija de Marco C., propietario del Club Katanas, denunció a su padre por el presunto delito de explotación laboral y sexual a jovencitas captadas en Bolivia, Brasil, Uruguay, Paraguay y Chile. En septiembre de 2016, la Justicia determinó la reclusión del dueño del local en el penal de San Pedro. Un mes después, una determinación judicial mandó la demolición de este centro nocturno.

Cuatro años más tarde, en julio de 2020, y después de someterse a un proceso abreviado, los policías Jacinto F.G. y Freddy A.M, contratados como guardias de seguridad por Marco C., fueron sentenciados a siete años de prisión en el penal de Palmasola, por su presunta complicidad en la trata y tráfico de mujeres bolivianas y extranjeras.

A la Justicia le resta emitir sentencia contra el dueño del local, Marco C., su esposa y hermana; además del responsable de la Unidad Policial de Apoyo y Control Migratorio (Upacom), el coronel Freddy B., y dos exfuncionarios municipales de la gestión de alcalde Luis Revilla.