Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de enero de 2021
  • Actualizado 05:08

Karina, adolescente que quería ser policía y cuya vida fue arrebatada

La víctima, de 17 años, fue apuñalada en el abdomen y perdió la vida en un hospital.  Su agresor, de 26 años, se dio a la fuga y está siendo buscado por los efectivos policiales.

Despiden a Karina, víctima de feminicidio, el 26 de noviembre. Cortesía
Despiden a Karina, víctima de feminicidio, el 26 de noviembre. Cortesía
Karina, adolescente que quería ser policía y cuya vida fue arrebatada

Karina R., de 17 años, quería ser policía para cuidar de los indefensos, pero sus sueños quedaron truncados cuando fue asesinada el pasado 23 de noviembre, en Cochabamba. La adolescente estudiaba en el colegio Eduardo Ocampo Moscoso y obtendría su título de bachiller este año. Estaba alistándose y esperando la convocatoria para cumplir sus anhelos, comentó una de sus hermanas.

La adolescente fue atacada por un hombre, que ha sido identificada por los testigos como Ismael Ch.V., cuando estaba sirviéndose un plato con sus amistades en un local de la zona sur de Cochabamba al promediar las 11:00 del domingo, según los familiares de la víctima. El agresor, de 26 años, la apuñaló con un cuchillo de cocina a la altura del abdomen y huyó del lugar, pero los efectivos policiales están realizando la búsqueda y prevén dar con él en las próximas horas.

La adolescente fue trasladada al hospital Viedma y fue intervenida quirúrgicamente por al menos cinco horas. “Karina perdió mucha sangre, salió de su cirugía, pero tenía muchos daños porque tenía perforado el hígado, riñones y vasos, y no pudo resistir más pese a que estaba luchando por su vida. Falleció la madrugada del 23 de noviembre por un paro cardíaco”, relató su hermana. 

Sobre el caso, el director de la Fuerza Especial del Lucha Contra la Violencia (FELCV) de Cochabamba, Rubén Darío Lobatón, informó ayer que el día anterior al ataque, la víctima estaba en la casa de su agresor, junto con otras amistades, compartiendo bebidas alcohólicas. En ese domicilio, se suscitó una pelea entre amigos, donde la adolescente también habría tenido un problema con la madre del acusado.

Esa situación habría motivado a que el hombre la buscara para agredirla. Sin embargo, los familiares de la víctima presumen que el denunciado reaccionó por celos porque probablemente la adolescente no aceptó tener una relación amorosa con él y al verla con otras amistades la atacó con un cuchillo.

“Los testigos han indicado que el hombre entró al local con sus manos en la espalda y de repente sacó el cuchillo para apuñalarla en el abdomen. Karina también tenía cortes en la pierna y la mano. Su intención no era herirla, él quería matarla, porque habría dicho que quería acuchillarla en la calle y no en el local, pero que ella había corrido hacia ese negocio para resguardarse con sus amigos y al no poder agarrarla en la esquina entró para asesinarla”, manifestó la hermana de la víctima. 

Los familiares de la adolescente piden que el agresor sea capturado y puesto ante un juez por el delito cometido, y que se haga justicia por la muerte de Karina. “Era una jovencita y tenía muchas metas por cumplir. Ella tenía planes para el futuro y no merecía todo lo que le ha hecho ese hombre”, señaló su hermana.

Karina es la décimo séptima víctima de feminicidio en Cochabamba en lo que va del año, de acuerdo con el reporte del a FELCV.