Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 14 de abril de 2021
  • Actualizado 18:37

Karen, víctima de feminicidio en Oruro, deja dos niños huérfanos

El cuerpo de la joven llegó a Cochabamba, ciudad donde vivía con su familia. Su esposo dijo que ella se lanzó del auto en movimiento, pero es procesado como el principal sospechoso.

Los investigadores colectan elementos en el minibús del presunto feminicida. EL FULGOR
Los investigadores colectan elementos en el minibús del presunto feminicida. EL FULGOR
Karen, víctima de feminicidio en Oruro, deja dos niños huérfanos

Karen Villan F., de 28 años, es la primera víctima de feminicidio en Oruro y la octava a nivel nacional. La joven vivía en Cochabamba, junto con su esposo y sus dos hijos, pero viajó con su familia hasta esa otra ciudad y retornó ayer sin vida a su hogar, donde está siendo velada por sus parientes, amigos y vecinos.

Su pareja Edwin F.C.V., de 41 años, fue imputado como presunto autor del feminicidio. Él trasladó a Karen, sin signos vitales, al hospital del municipio de Salinas de Garci Mendoza donde el personal de salud reportó la muerte por trauma encefálico debido a que tenía un golpe fuerte en la cabeza, la noche del 19 de enero.

Edwin F.C.V., en su declaración, refirió que ambos estaban trasladándose en su minibús particular de la localidad de Salinas de Garci Mendoza hacia la comunidad de Chusaqueri, pero en el trayecto discutieron y Karen se habría lanzado del motorizado en movimiento. El hombre dijo que la auxilió de inmediato y la llevó al centro médico, pero el personal de salud se contactó con la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) cerca de las 00:10 debido a que su relato generó dudas.

El presunto autor del crimen le dedicó unas palabras a Karen en sus redes sociales, unas horas después del fallecimiento, al promediar las 06:30, donde expresó el supuesto amor que sentía y el dolor que le provocaba su muerte. Sin embargo, para los familiares de la víctima solo buscó distraer y hacer creer que se trató de un suicidio o un accidente, cuando los cercanos a la joven sabían que vivía atemorizada por la violencia que ejercía su cónyuge sobre ella.

La familia de Karen pide que el caso se investigue porque presumen que el esposo planeó todo para matarla y que por eso la llevó a otra ciudad. Además, dijeron que la víctima sufría maltrato físico y psicológico, y que temía a su agresor por lo que no pudo separarse pese a que lo intentó en reiteradas oportunidades.

Esa madrugada, los efectivos y fiscales se constituyeron en el hospital y conformaron un equipo multidisciplinario para seguir el caso. Asimismo, la Unidad de Protección a Víctimas y Testigos (UPAVT) atendió la crisis de los hijos y tomó entrevista al hermano de la fallecida, informó el director de la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Vida, Sergio Fajardo.

Karen falleció por traumatismo cráneo encefálico abierto, fractura de base de cráneo y lesión de centros nerviosos superiores, de acuerdo con la autopsia realizada por el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF).

La víctima dejó en la orfandad a dos niños (de 10 años y de dos años) que estarán al cuidado de la familia materna.