Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 17 de mayo de 2021
  • Actualizado 12:46

Justicia dicta pena máxima para infanticida de la niña Tatiana Barreto

La madre de Tatiana, también de nacionalidad paraguaya y radicada en Bolivia, viajó hasta la ciudad de Asunción en 2014 y trajo a la niña al país para supuestamente pasar una vacación de tres meses.
Una imagen referencial de una mujer encarcelada. FGE
Una imagen referencial de una mujer encarcelada. FGE
Justicia dicta pena máxima para infanticida de la niña Tatiana Barreto

El  Tribunal Segundo de Sentencia de La Paz dictó hoy la pena máxima de 30 años de cárcel para Rubén Graff, infanticida de la niña paraguaya Tatiana Barreto y 15 años por complicidad para Fátima Velásquez, la madre de la menor, tras seis años de sucedido el hecho.

Esta cartera de Estado realizó seguimiento al caso y el apoyo correspondiente al padre de la menor, Óscar Barreto, quien se constituyó en parte acusadora desde Paraguay, país de origen de la niña que fue victimada por la pareja de su madre en abril de 2015, en la ciudad de La Paz.

“El Tribunal 2do de Sentencia de La Paz, sentenció con 30 años sin derecho a indulto a Rubén Graff y 15 años a Fátima Velásquez en grado de complicidad por el delito de Infanticidio. El @MinJusticiaBol patrocinó el caso desde el año 2018 en representación de la niña víctima T.B.V”, informó la directora General de la Niñez y Adultos Mayores del Ministerio de Justicia, Ninoska Durán.

La madre de Tatiana, también de nacionalidad paraguaya y radicada en Bolivia, viajó hasta la ciudad de Asunción en 2014 y trajo a la niña al país para supuestamente pasar una vacación de tres meses.

El 23 de abril de 2015, Tatiana fue trasladada al hospital San Gabriel después de cuatro a seis horas de haber fallecido.

Graff –pareja de Velásquez-, dijo que la menor había rodado por las gradas de su domicilio; sin embargo los médicos reportaron un cuadro de violencia física y denunciaron el hecho a la Policía.

Durante la investigación del hecho se descubrió y constató a través de estudios forenses que la niña había sido sometida a tratos crueles, torturas y prohibición de ingesta de alimentos durante varios días; esos graves hechos de violencia provocaron su muerte.