Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 23 de junio de 2021
  • Actualizado 20:21

Justicia da 25 años de cárcel a sujeto que violó a una menor en Tarija

De acuerdo con las investigaciones oficiales, el hecho tuvo lugar hace cinco años. El agresor se contactó con la víctima mediante las redes sociales.
Fotografía ilustrativa de un sentenciado. Pixabay
Fotografía ilustrativa de un sentenciado. Pixabay
Justicia da 25 años de cárcel a sujeto que violó a una menor en Tarija

El Fiscal Departamental de Tarija, Wilson Tito, informó hoy miércoles que, en audiencia de juicio oral, el Ministerio Público fundamentó con pruebas contundentes que Dilmar C.A. de 23 años, es autor del delito de Violación de Infante, Niña, Niño o Adolescente con Agravante cometido en contra de una adolescente de 13 años. Al momento del hecho y como resultado de la agresión la víctima quedó embarazada en el año 2016, por ello el Tribunal de Sentencia Segundo determinó 25 años de privación de libertad en el penal de Morros Blancos.

“En la audiencia, el Ministerio Público ofreció las pruebas consistentes en entrevista informativa en la Cámara Gesell, donde la víctima relató cómo sucedieron los hechos, informes psicológico y social que demostró el grado de afectación emocional de la menor y del entorno familiar, dictamen pericial en genética forense, certificado médico forense, entre otros elementos que fueron valorados por el Tribunal que dictó sentencia”, dijo Tito.

Según la Fiscal de Materia, Alejandra Rocha Villarroel, el hecho se produjo en el mes de octubre del año 2016 en la ciudad de Tarija, la menor conoció a Dilmar a través del Facebook y el hombre utilizó artimañas y engaños para enamorar a su víctima y mantener relaciones sexuales con ella. A consecuencia de este hecho quedó embarazada.

Luego de varios meses, el ilícito fue descubierto en julio de 2017, la menor presentó dolores en el vientre, por lo que su madre la llevó al hospital donde le realizaron una valoración médica que estableció el estado de gestación de la adolescente. Inmediatamente la progenitora dio parte a la Defensoría de la Niñez y Adolescencia (DNA) para que promueva la denuncia ante el Ministerio Público en contra del agresor.