Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 27 de octubre de 2020
  • Actualizado 14:08

Juez de Uyuni niega libertad a cómplice del crimen de Nancy

Nancy Pedrozo, la joven víctima de feminicidio en Uyuni (Potosí)
Nancy Pedrozo, la joven víctima de feminicidio en Uyuni (Potosí)
Juez de Uyuni niega libertad a cómplice del crimen de Nancy

El Juzgado de Instrucción Penal No. 1 de Uyuni declaró este jueves infundado el incidente de nulidad por defecto absoluto de la imputación formal de Serapio L.O., uno de los implicados en el feminicidio de Nancy Nayda Pedrozo R., la joven asesinada y quemada en Potosí.

El imputado pretendía su libertad argumentando que no conocía a la víctima ni tenía amistad con ella, y consideraba que se estaban vulnerando sus derechos y garantías. Sin embargo, el juez rechazó el recurso debido a que no habría fundamentado de manera consistente esa situación.

Nancy, de 30 años, salió de su vivienda ubicada en Uracaya, el 1 de agosto. La joven, tenía dos meses de gestación, y ese día dijo que iba a encontrarse con Alejandro O.C., su pareja. De acuerdo con las investigaciones conjuntas entre la Policía y la Fiscalía, Nancy se encontró con Alejandro, quien fue a recogerla en su movilidad. Serapio, cuñado de él, también estaba en el motorizado.

La pareja habría empezado a discutir y Alejandro la empujó, mientras el auto estaba en movimiento. Nancy se golpeó la cabeza y no respondió más llegando a fallecer por traumatismo cráneo encefálico. El hombre que le había pedido matrimonio le quitó la vida y para deshacerse del cuerpo la quemó, en complicidad con Serapio. Ambos están con detención preventiva por el delito de feminicidio, desde el 5 de septiembre.

El 23 de agosto, un poblador de la comunidad de Chita reportó el hallazgo de restos óseos calcinados (cráneo y parte del tórax) y rasgos particulares en la dentadura y los actos investigativos coinciden, y hacen suponer que son de la joven que estaba siendo buscada desde el 1 de ese mes. Se prevé que los restos de Nancy sean entregados hoy a la familia para que puedan velarla y despedirla.