Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 23 de mayo de 2022
  • Actualizado 23:11

Juez, hermano de exconsejero de la Magistratura, liberó a feminicida por problemas de salud

Fotografía del agresor y el momento en el que la policía fue a buscar los cadáveres de dos jovencitas
Fotografía del agresor y el momento en el que la policía fue a buscar los cadáveres de dos jovencitas
Juez, hermano de exconsejero de la Magistratura, liberó a feminicida por problemas de salud

Rafael Alcón Aliaga es el juez de Ejecución Penal Primero que dictó detención domiciliaria en 2015 para Richard Choque Flores, argumentando que este padecía problemas de salud. El jurista es hermano del exconsejero de la Magistratura, Gonzalo Alcón.

Según la resolución, “el juez 1º de Ejecución Penal de la ciudad de La Paz (Rafael Alcón) concede la detención domiciliaria temporal a favor de Richard Choque Flores, por el tiempo de dieciocho meses”, menciona el documento al que accedió el periódico Correo del Sur.

La decisión asumida por Alcón se la tomó porque, según el médico legal que habría tratado a Choque -de acuerdo al documento-, este diagnosticó con varios problemas de salud al ahora detenido en el penal de Chonchocoro, por el feminicidio de dos menores de edad que fueron halladas el martes en su domicilio, ubicado en la zona Ballivián de la ciudad de El Alto.

“La valoración médico legal del interno, Richard Choque Flores, se llega a los diagnósticos de hepatomegalia, hepatosis, gastritis crónica, ulcera péptica, diabetes, alergia, asma bronquial”, establece la resolución.

Concluye que a causa de estos males diagnosticados por el médico, Choque “debe ser trasladado a un lugar adecuado para evitar el cáncer gástrico”.

El feminicida fue calificado por un psicólogo forense como “un psicópata sexual desalmado”, por todos los hechos que cometió.

“Como dije, (es un) psicópata sexual desalmado, tiene esa tendencia a cometer crímenes, planifica el crimen. Desde el primer delito que cometió, él planificaba los crímenes”, dijo Emilio Vizcarra y acotó que Choque habría confesado el asesinato de 5 a 8 mujeres”.

De acuerdo con la resolución emitida en 2015, Choque tenía prohibido cambiar de domicilio, en involucrarse en hechos ilícitos y que también debía presentarse cada mes ante el Órgano Jurisdiccional para su respectivo control y que debió someterse a un tratamiento médico.

Además se advierte que Choque, ante el incumplimiento de las reglas de conductas impuestas, podía “perder el beneficio otorgado” por la justicia.