Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 25 de mayo de 2024
  • Actualizado 00:00

Volvía a su casa, fue abordada por 3 hombres en Pacata Alta, huyó y se libró de ser raptada

La joven, de 18 años, ofreció los detalles del momento tenso que vivió. Contó que la persiguieron en un taxi, que ella se dio cuenta y corrió con desesperación.
Una joven denuncia que antisociales pretendían raptarla en la zona de Pacata Alta, al norte de la ciudad de Cochabamba./ URGENTE.BO
Una joven denuncia que antisociales pretendían raptarla en la zona de Pacata Alta, al norte de la ciudad de Cochabamba./ URGENTE.BO
Volvía a su casa, fue abordada por 3 hombres en Pacata Alta, huyó y se libró de ser raptada

Una joven brindó un relato fuerte respecto a la situación que le tocó vivir en plena vía pública y en la que su vida se vio amenazada. Ella volvía a su casa, luego de realizar un trabajo práctico, cuando de pronto tres antisociales quisieron raptarla.

El hecho tuvo lugar en la zona de Pacata Alta, al norte de la ciudad de Cochabamba. La joven, de 18 años, fue interceptada el miércoles por los tres sujetos, que estaban a bordo de un taxi de color blanco.

Ella esperaba un taxi que previamente había solicitado para retornar a su domicilio. Al ver que el auto no llegaba, empezó a caminar con rumbo a la avenida Isabel Calvimontes. Fue allí donde ha sido interceptada por los aparentes secuestradores.

“Me dirigía a mi domicilio porque salía de realizar un trabajo con mis compañeros. (…). Yo me fui caminando por la avenida porque el taxi que llamaba no aparecía. Llegue hasta un cierto punto caminando y vi que el taxi venía hacia mí, agarró velocidad y empecé a correr”, dijo la víctima.

Según las imágenes que captó una cámara de seguridad, se observa cómo el antisocial persigue a la víctima y ella acelera el ritmo tratando de evitar ser alcanzada.

La joven se percató de que el taxi blanco se acercaba a ella y después salió un hombre, el cual la persiguió. Ella empezó a gritar y a pedir ayuda a los vecinos. Lanzó su mochila pensando que le querían robar, pero el hombre continúo siguiéndola, dejando atrás la mochila.

“Empecé a correr, pedía ayuda, le vi la cara al muchacho. Lamentablemente, bote mi mochila porque ellos vieron guardar mis cosas, no quisieron mis cosas, me seguían persiguiendo y en mi cabeza dije: me quieren a mí”, recordó, atemorizada.

Tras darse cuenta del fin de los antisociales, la joven no dejo de correr y solicitar ayuda. Los vecinos salieron y evitaron que estos hombres se la llevaran.