Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 20 de septiembre de 2019
  • Actualizado 19:09

Jhasmany se victimiza y dice que no basta con arrestarlo para acabar con la corrupción

Jhasmany se victimiza y dice que no basta con arrestarlo para acabar con la corrupción

"He aguantado lo que he podido, pero ya no puedo". Con esta frase sintetizó el abogado Jhasmany T.L. los motivos que lo llevaron a declarar ante la Fiscalía Anticorrupción en contra de jueces, fiscales y vocales que habrían trabajado junto a él en un consorcio que resolvía ilegamente procesos de distinto tipo, desde asesinatos hasta violaciones. 


Según sus declaraciones, T.L. dijo que no basta con arrestarlo para acabar con la corrupción al interior del poder judicial e increpó a los medios exigiendo que "así como sacaron las primeras notas del mecánico como víctima, ayuden a este hombre (él mismo), porque está jodido con su salud". 

En una larga diatriba en contra de jueces que, según él, no consideraron su delicado estado de salud y que "se creen dueños de la verdad, dueños de tu vida", T.L. ironizó preguntándose "¿qué puedo esperar de una administración de justicia así?".

"Imagínense lo que les pasa a las personas que no tiene recursos, que son pobres. Yo a estos señores no les debo nada, por eso he decidido hablar", recalcó.

Jhasmany T.L. es abogado desde sus 23 años y, según confirmó hoy, desde entonces se dedica a "transar" sus casos con autoridades judiciales. Entre otros detalles, declaró que el precio de este tipo de arreglos siempre estaba por encima de los mil dólares.