Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 25 de octubre de 2021
  • Actualizado 04:10

Jhasmani se vuelve tendencia en Facebook y usuarios repudian decisión de jueza

Indignación y desconfianza en la justicia son los sentimientos que predominan en la red, después de que “el abogado torturador” se beneficiara con detención domiciliaria.
Jhasmani Torrico (d) en uno de sus sesiones de tortura, captada en un video filtrado.    FUENTE- CAPTURA DE PANTALLA
Jhasmani Torrico (d) en uno de sus sesiones de tortura, captada en un video filtrado. FUENTE- CAPTURA DE PANTALLA
Jhasmani se vuelve tendencia en Facebook y usuarios repudian decisión de jueza

Facebook registró en la mañana de ayer a casi 3 mil personas comentando en vivo sobre el tema Jhasmani Torrico. La red explotó con las opiniones de los usuarios, después de que en la noche del domingo se diera a conocer que una jueza de Quillacollo le otorgó detención domiciliaria al “abogado torturador”, revocando la previa detención preventiva.

Indignación y desconfianza en la justicia son los principales sentimientos que predominan en los comentarios de las notas de medios que informan que la magistrada Salomé Guzmán Terán aceptara la apelación de Torrico a la sentencia de seis años que recibió en febrero pasado.

“Ya no se puede confiar en la justicia, porque al parecer están de lado de los criminales y delincuentes”. “Ay, no puedo creer que la justicia este tan mal en nuestro país cuando hay videos y evidencia de que este tipo es un peligro hasta cuándo tendremos que tolerar estas injusticias”. “La Justicia en nuestro país da mucho que pensar, la justicia en nuestro país está administrado por criminales se debe investigar el historial de estos malos "abogados" abogados asociados que protegen criminales”. Son algunos de los comentarios que se pueden leer en Facebook.

Torrico fue encontrado culpable por tortura y secuestro, después de que en 2019 se filtró un video en el cual se ve que cobraba deudas de sus clientes a través de métodos de tortura. Una de sus víctimas fue el mecánico Juan Antonio Cuéllar, a quien secuestró en 2018 en compañía de dos cómplices, con los que lo torturó por varias horas.

Las personas temen por la víctima y piden que el ministerio de Justicia le quite el título de abogado a Torrico: “Y mientras tanto estará con detención domiciliaria en la comodidad de su hogar amenazando constantemente a la sociedad, cuando lo que corresponde es que se quede preso por todos los delitos cometidos y no sólo contra ese pobre señor mecánico, pero como siempre tamaños delincuentes salen favorecidos y las víctimas permanecen a merced de ellos”.