Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 24 de mayo de 2022
  • Actualizado 20:36

Jhenny, mamá de 3 menores muertos al preparar comida, está en shock; el de 15 era protector

La mujer se encuentra con asistencia psicológica, tras la tragedia de sus hijos. Ella los criaba sola.
El ingreso al monoambiente que ocupaban los tres hermanitos que fallecieron tras inhalar monóxido de carbono.
El ingreso al monoambiente que ocupaban los tres hermanitos que fallecieron tras inhalar monóxido de carbono.
Jhenny, mamá de 3 menores muertos al preparar comida, está en shock; el de 15 era protector

Jhenny perdió a sus tres hijos, aquellos a los que crio sola y por los que se motivaba a diario para progresar. Una tarde trágica se cobró la vida de los menores, de 15, 12 y 6 años. Se conoce que, al interior del monoambiente que habitaba la familia, en Vino Tinto, La Paz, los hermanos se encontraban preparando el almuerzo.

Por infortunio, la comida que estaba en la cocina se secó mientras descansaban, de inmediato de generó monóxido de carbono, ellos lo inhalaron y entonces ocurrió el desenlace fatal.

Tras el hecho, que sucedió este jueves, Jhenny ha quedado sola. Era la única que sacaba adelante a sus hijos, pues la mujer no contaba con la ayuda del padre de los menores.

Recibe asistencia psicológica para afrontar la crisis y disminuir la carga de estrés, que a estas horas es muy alta. "La mamá está en shock. Es un proyecto de vida que se rompió, sus hijos eran su motor de vida”, confesó el hermano de Jhenny.

El de 15 años era muy compañero de su mamá. Su corta edad no le impidió desarrollar un grado de madurez mayor al que podría corresponderle. Era protector y una suerte de guía de los que le seguían. "Mi sobrino mayor apoyaba a su mamá. Era maduro, no comprendemos que pasó, ya que él era como la cabeza, quien los motivaba. Venían a la casa de mi mamá (abuela) a visitarla y ayudarla”, completó el tío de los niños.

Los hermanitos fueron hallados, ya sin vida, dentro del monoambiente que alquilaba la familia. El dueño de la vivienda notó que algo extraño pasaba adentro. El humo que salía consolidó su sospecha. Entonces ingresó, vio a los menores inconscientes, avisó a los vecinos y, posteriormente, todos dieron parte a la Policía.

Jhenny, que había conseguido recientemente un trabajo nuevo, llegaba a casa luego de las 18:00. Habría sido complicado dar con ella para anoticiarla de la tragedia. Se enteró de lo ocurrido cuando arribó al monoambiente.

Por las características del suceso, las investigaciones no se direccionan hacia posibles infanticidios.