Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de noviembre de 2019
  • Actualizado 05:07

LLEVA 12 DÍAS INTERNADO

Ismael quiere salir del hospital y jugar con niños

El pequeño podría recibir hoy el alta médica y pasará a un hogar de acogida. Es de pocas palabras y las visitas fueron limitadas.
Ismael quiere salir del hospital y jugar con niños


Ismael, el pequeño que se encuentra internado en el hospital Beningo Sánchez de Quillacollo, quiere dejar el nosocomio y jugar con otros niños.

Tras 12 días internado, el pequeño se encuentra fortalecido para salir del lugar y comenzar una nueva vida.

Ismael fue encontrado el 2 de julio durmiendo en la calle. Fue abandonado por sus padres y pasó al cuidado de dos tías, quienes durante dos años lo torturaron amarándolo con cadenas y cinta adhesiva a la cama, provocándole heridas de consideración, lo golpeaban constantemente, lo hirieron con un soplete y hasta le pasaban descargas eléctricas, además de sufrir abuso sexual.

OPINIÓN visitó ayer a Ismael. En una habitación exclusiva, se encontraba en la compañía de una psicóloga de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de Quillacollo. El pequeño de nueve años tiene una estatura baja, que se asemeja a un niño de menos edad.

Ayer, estaba afanado en armar un bloque de legos que una de sus visitas le regaló. Es de pocas palabras, sin embargo, fue persistente en lograr su objetivo de ver armado su juguete y no aceptó ayuda pues quería hacerlo por su cuenta.

En la habitación, algunos juguetes lo rodean. Vestía un buzo plomo, una polera del mismo color y unos zapatos de goma color rojo. “Solo tengo dos zapatos, un tenis y este”, dijo mencionando que desea tener algunos más.

Sobre lo que más le gusta comer, Ismael contó que prefiere la comida de la calle y que le gusta la hamburguesa.

Al terminar de armar su juego, se prestó a comer una ensalada de frutas como recompensa por suesfuerzo. Sin embargo, las marcas de las torturas sufridas aún son visibles en su cuerpo y su rostro y hasta en sus pequeñas manos. Según la psicóloga, debe usar pañales para dormir y estos comienzan a escasear. Se prevé que hoy, el pequeño sea dado de alta y pase a vivir en un hogar de acogida.