Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 21 de junio de 2021
  • Actualizado 02:11

Investigan a militares por desaparición de informes de operativos en Sacaba y Senkata

Uniformados en el puente de Huayllani el 15 de noviembre de 2019. DICO SOLÍS
Uniformados en el puente de Huayllani el 15 de noviembre de 2019. DICO SOLÍS
Investigan a militares por desaparición de informes de operativos en Sacaba y Senkata

El ministro de Defensa, Edmundo Novillo, informó este lunes que iniciaron procesos internos en las Fuerzas Armadas para identificar a los militares que desaparecieron informes sobre los operativos de Sacaba y Senkata, que dejó unos 20 fallecidos, en 2019.

“A través del comandante en jefe se ha hecho el análisis de requerimientos y, en muchos casos, está documentación está desaparecida. Los autores se han llevado los documentos y han borrado huellas, y eso ha generado procesos internos de responsabilidad al interior de las Fuerzas Armadas con la intención de identificar a los responsables que han hecho perder estos informes. Esos procesos están en curso en la Fuerza Aérea, del Ejército y Naval”, manifestó.

El proceso más avanzado es el del Ejército y prevén que se den a conocer los resultados en próximos días.

Novillo señaló que la documentación desaparecida es de distinto tipo. Ejemplificó que el plan de operaciones de ejecución de Sacaba y Senkata no han sido encontrados cuando las operaciones militares se realizan en base a un plan, según la normativa y la Constitución Interna de Mando.

Se presume que militares han limpiado huellas, documentos e información cibernética en datos y computadoras.

Las familias de las víctimas piden justicia. En Sacaba, se realizó la reconstrucción de los hechos con las declaraciones de heridos, hace unas dos semanas, para constatar datos respecto a la posición de los afectados y policías y militares con la intención de establecer el punto de salida de las balas de armas de fuego.

El caso está en proceso de investigación. Por este proceso, los exministros de Gobierno y de Defensa, Arturo Murillo y Luis Fernando López, respectivamente, han sido declarados rebeldes porque no se presentaron a la audiencia de medidas cautelares por los presuntos delitos de asesinato y tentativa de asesinato.