Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 01 de febrero de 2023
  • Actualizado 00:52

Intentaron dormirlo, gritó y vecinos lo auxiliaron: taxista se salva en Sacaba

Dos jóvenes abordaron el auto de la víctima y pidieron su traslado hasta la zona de El Abra, pero quisieron robarle usando un trapo con una sustancia química para dejarlo inconsciente.
Fotografía ilustrativa de un taxista. DICO SOLÍS
Fotografía ilustrativa de un taxista. DICO SOLÍS
Intentaron dormirlo, gritó y vecinos lo auxiliaron: taxista se salva en Sacaba

Un taxista, afiliado a una empresa de Radio Móvil de Sacaba, cumplía su jornada laboral como cualquier otro día. Dos jóvenes abordaron su vehículo y pidieron su traslado hasta un barrio de la zona de El Abra, donde pusieron en su rostro un trapo con una sustancia química presuntamente para dormirlo y llevarse su movilidad.

El hecho de registró el sábado por la noche. El conductor se salvó de ser asaltado. Pidió auxilio y luego logró presionar la bocina de su taxi alertando a los vecinos, quienes salieron a ayudarlo. Los antisociales al verse en riesgo huyeron del lugar.

La víctima contó a los vecinos que uno de los jóvenes viajaba de copiloto, mientras el otro estaba en el asiento trasero. Fingieron haber llegado a su destino en una zona con poca iluminación y, entre los dos delincuentes, quisieron reducirlo. Uno de los antisociales lo sorprendió por la espalda cuando le agarró del cuello e intentó asfixiarlo.

Sintió un trapo húmedo en su rostro y gritó con fuerza. Una vecina escuchó sus pedidos de auxilio y alertó a todos los vecinos a través de su grupo de WhatsApp. La víctima intentó defenderse y luego consiguió tocar la bocina de su auto con su rodilla. Los delincuentes bajaron de la movilidad y se dieron a la fuga ante el riesgo de ser capturados por la gente del lugar.

Algunas personas los vieron escapar y, aunque los siguieron, no pudieron atraparlos. Conversaron con el taxista y encontraron en su movilidad unos trapos y una botella pequeña de plástico, donde presuntamente los antisociales tenían el líquido para dormir a sus víctimas. Los vecinos piden iluminación y seguridad. Temen que delincuentes avezados estén en las calles de su barrio. 

En junio de este año, otro taxista se salvó de ser asaltado. El conductor recogió al supuesto pasajero de la avenida América, a la altura del Sombrero de Chola, y estaba trasladándolo hasta Sacaba. En el camino, el conductor vio por el retrovisor que el hombre, que estaba bajo influencia de alcohol, tenía cuchillos en las mangas de su chompa. 

Para resguardar su vida, pidió auxilio a sus compañeros y a la Policía. Los efectivos le encontraron tres cuchillos al momento de su arresto. 

En octubre de 2021, taxistas se organizaron y salieron en protesta contra la inseguridad. Tres compañeros suyos fueron pildoreados; a dos les robaron sus movilidades.

En esa oportunidad, las víctimas contaron que dos mujeres y un varón contrataron sus servicios en vía pública. Se mostraron amables, les hicieron conversación y luego les invitaron un vaso de refresco con un somnífero para dormirlos y robarles sus autos. Los taxistas aparecían golpeados en zonas alejadas.