Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 27 de noviembre de 2021
  • Actualizado 20:17

Hoy se reanuda juicio y mañana definen si revocan arresto domiciliario de Jhasmani T.

Jhasmani T., conocido como el abogado torturador, en una de sus audiencias. APG
Jhasmani T., conocido como el abogado torturador, en una de sus audiencias. APG
Hoy se reanuda juicio y mañana definen si revocan arresto domiciliario de Jhasmani T.

El juicio oral por el “caso mecánico”, que comenzó el 16 de noviembre, se reanudará hoy a las 09:00 en un Tribunal de Quillacollo. Asimismo, se fijó para mañana, a la misma hora, la audiencia de apelación de medida cautelar de Jhasmani T., conocido como el “abogado torturador o del diablo”.

El pasado 8 de diciembre, el Tribunal de Sentencia No. 2 de Quillacollo favoreció con detención domiciliaria, con un custodio y otras medidas, al “abogado torturador”, pero la Fiscalía y el Servicio Plurinacional de Asistencia a la Víctima (Sepdavi) apelaron esa resolución puesto que consideran que no se valoraron las pruebas y los riesgos para la víctima.

Ese recurso fue admitido y mañana los vocales definirán si ratifican o revocan la detención domiciliaria de Jhasmani T. en el “caso mecánico”; el único proceso que lo mantenía con detención preventiva.

Esa audiencia se realizará de manera presencial y con los respectivos elementos de bioseguridad. También fueron notificados el Comandante Departamental de la Policía y el director del hospital Viedma a fin de que el imputado sea trasladado a la Sala Penal Tercera.

En tanto, la víctima Juan Antonio Cuéllar teme por su vida y la de su familia, y pide que Jhasmani T. continúe con detención preventiva hasta que se emita una sentencia en su caso conocido como “mecánico” considerando que se encuentra en etapa de juicio oral.

El ministro de Justicia, Iván Lima, prometió que seguirá el proceso del mecánico tras escuchar sus súplicas. También dijo que enviará representantes de esa dependencia a la audiencia de apelación y seguirán el juicio oral a través de la abogada del Sepdavi.

Cuéllar fue secuestrado, torturado y obligado a firmar papeles el 16 de marzo de 2018. El mecánico tomó un inmueble en anticrético por 20 mil dólares, pero fue golpeado para firmar documentos donde admitía la devolución del dinero sin haber recibido un solo dólar.