Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 15 de agosto de 2020
  • Actualizado 16:37

Dos hombres son enviados a El Abra por intentar robar en agencia del Banco Unión; buscan a un tercero

Policía presenta a los dos aprehendidos por el intento de robo a una sucursal del Banco Unión, el lunes. FOTO: OPINIÓN
Policía presenta a los dos aprehendidos por el intento de robo a una sucursal del Banco Unión, el lunes. FOTO: OPINIÓN
Dos hombres son enviados a El Abra por intentar robar en agencia del Banco Unión; buscan a un tercero

Mauricio A.J. y Cristopher B.H., de nacionalidad boliviana y chilena respectivamente, fueron enviados al penal de El Abra, con detención preventiva, por el delito de robo agravado, tras que pretendieran ingresar a la bóveda de una agencia del Banco Unión, al sur de la ciudad de Cochabamba.

En tanto, sigue la búsqueda de un tercer implicado, presuntamente peruano, que fue registrado por las cámaras de seguridad de la entidad bancaria, de acuerdo con el boletín de la Fiscalía General del Estado (FGE).

“El juez valoró todos los elementos colectados hasta el momento, entre ellos, las declaraciones informativas, el acta de acción directa y otros documentos. Además, se demostró que existen los riesgos procesales de fuga y obstaculización por lo que la autoridad jurisdiccional determinó la detención preventiva para ambos imputados”, manifestó la fiscal de materia, Leonor Meneses Molina.

El hecho se reportó cerca de las 09:00 del lunes, cuando una vecina del Banco Unión, de la avenida 6 de Agosto y República, se comunicó con la Policía para denunciar que vio a dos personas desconocidas y con actitud sospechosa sobre su techo.

Antes, la responsable de la agencia habría visto a dos personas que caminaban en el interior, quienes al percatarse de su presencia escaparon por un forado en la pared que conectaba hacia el techo de la vivienda contigua.

Ambos fueron detenidos por los vecinos y entregados a los efectivos policiales. Se recuperó una escopeta, dos pistolas y un revolver que los delincuentes habrían sustraído del dormitorio de uno de los uniformados que resguardaba esa entidad bancaria. Los investigadores evidenciaron que había varias otras perforaciones en la pared que, presuntamente, los acusados realizaron con el propósito de entrar a la bóveda del banco.