Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 27 de noviembre de 2022
  • Actualizado 17:06

Hombre que mató a su hijastra en Macharetí es sentenciado a 30 años

El condenado le quitó la vida a una niña, de dos años y 10 meses, golpeándola e hiriéndola con un arma blanca. Luego, la envolvió en unos aguayos y la llevó con su madre.

 Fotografía ilustrativa de los pies es una niña. PIXABAY
Fotografía ilustrativa de los pies es una niña. PIXABAY
Hombre que mató a su hijastra en Macharetí es sentenciado a 30 años

Gustavo Gómez Tumpanillo, de 29 años, fue sentenciado a 30 años de presidio por el delito de infanticidio cometido en contra de su hijastra, de dos años y 10 meses, a quien le quitó la vida a golpes y con un arma punzocortante en la comunidad de Carandaicito del municipio de Macharetí, en Chuquisaca.

El fiscal departamental, Mauricio Nava, informó este lunes que el Ministerio Público, en la audiencia de procedimiento abreviado, demostró con pruebas contundentes la autoría del ahora sentenciado. Por ello, el Juzgado Público Civil y Comercial de Familia, Niñez y Adolescencia e Instrucción Penal de Macharetí dictó la condena máxima sin derecho a indulto en el Centro de Readaptación Productiva El Palmar, del municipio de Yacuiba.

“El imputado a través de su abogado reconoció haber cometido el delito y de manera voluntaria solicitó la salida alternativa de procedimiento abreviado. Además, la Fiscalía ofreció las pruebas consistentes en entrevista testificales, certificado médico de defunción de la víctima que estableció como causa de muerte una lesión de centros nerviosos superiores, hemorragia subaracnoidea, traumatismo cráneo encefálico cerrado y policontuso por arma contuso cortante”, señaló.

Al respecto, el fiscal asignado Jorge Antonio Gómez acotó que el hecho se registró la madrugada del viernes 2 de julio, cuando Gustavo llegó a su domicilio en estado de ebriedad y comenzó a agredir físicamente a su pareja, quien se encontraba durmiendo con sus tres hijos. Ella escapó de la casa llevándose a sus hijos mayores, de seis y ocho años, pero no logró sacar a la más pequeña. El padrastro golpeó a la niña y le produjo heridas con arma blanca hasta quitarle la vida.

Luego, el agresor la envolvió en unos aguayos y la dejó en el domicilio donde la mujer se estaba refugiando. La presidenta de la OTB de Carandaicito reportó el crimen a la Policía. La niña es la sexta víctima de infanticidio en Chuquisaca y la decimoséptima a nivel nacional.