Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 05 de diciembre de 2022
  • Actualizado 12:53

Hombre que mató y enterró a su yerno es sentenciado a 30 años de cárcel

Pedro Castañera es sentenciado por el asesinato de su yerno. RED UNO
Pedro Castañera es sentenciado por el asesinato de su yerno. RED UNO
Hombre que mató y enterró a su yerno es sentenciado a 30 años de cárcel

Pedro Castañera Huanca, autor confeso del asesinato de su yerno Ramiro Ramos, fue sentenciado ayer a 30 años de presidio, sin derecho a indulto, en el penal de Palmasola de Santa Cruz.

Los familiares de Ramiro estuvieron buscándolo desde el 1 de diciembre. El fin de semana, un fuerte olor que emanaba de la vivienda de la víctima permitió descubrir el crimen. Pedro Castañera lo mató, desmembró su cuerpo y lo enterró presuntamente para quedarse con el inmueble. El autor atribuía el olor a la muerte de un gato con la intención de “ocultar” el asesinato.

El hecho causó consternación entre los vecinos del barrio Bicentenario, ubicado en el noveno anillo de Santa Cruz. Ramiro, de 35 años, fue encontrado enterrado en su propia casa el viernes 10 de diciembre. La víctima era carretillero y presuntamente había recibido amenazas que fueron escritas en las paredes de su domicilio.

Se conoció que Castañera golpeó primero con un fierro a Ramiro y luego lo atacó con un combo. Acabó con su vida y cavó un pozo, pero cuando los familiares comenzaron a sospechar decidió trasladar el cadáver a otro hoyo más profundo ubicado en una habitación.

Los parientes al percatarse de la tierra removida cavaron y encontraron el cuerpo sin vida de la víctima después de 10 días de búsqueda.

Pedro Castañera admitió su culpa y se sometió a un procedimiento abreviado donde recibió la pena máxima por el delito de asesinato que se sanciona con 30 años de presidio, según el artículo 252 del Código Penal. Los dolientes piden que las investigaciones continúen porque no descartan que otras personas estén implicadas en el crimen.