Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 18 de septiembre de 2021
  • Actualizado 05:53

Hombre golpea a su expareja y lo liberan; vuelve a casa y casi la mata

El denunciado la hirió con un cuchillo diciéndole que iba a matarla. Los hijos de la víctima, de 5 y 7 años, escucharon gritos y fueron a defenderla, y él huyó de la vivienda.

Policía presenta al hombre procesado por tentativa de feminicidio, en Cochabamba. OPINIÓN
Policía presenta al hombre procesado por tentativa de feminicidio, en Cochabamba. OPINIÓN
Hombre golpea a su expareja y lo liberan; vuelve a casa y casi la mata

Un hombre, de 34 años, fue aprehendido por tentativa de feminicidio, en Cochabamba. Golpeó a su expareja y consiguió su libertad en una audiencia, el viernes. Al día siguiente, fue a la casa de la víctima y conversaron para solucionar sus problemas, pero más tarde volvieron a discutir y casi la mata atacándola con un cuchillo.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) de Cochabamba, Rubén Lobatón, informó que el denunciado fue capturado la madrugada de este lunes en Quillacollo y aguarda su audiencia de medidas cautelares.

Lobatón explicó que el hombre fue denunciado antes, el 29 de abril, por violencia doméstica y familiar. Su expareja, de 39 años, tenía cinco días de impedimento a consecuencia del hecho violento ocurrido en su domicilio ubicado en la avenida Blanco Galindo, entre Carlos Aranibar y Coña Coña. Por este caso, el demandado consiguió medidas sustitutivas a la detención preventiva. Además, el juez le ordenó desalojar la vivienda y le prohibió acercarse a la víctima, entre otras medidas de protección.

Al día siguiente, la afectada citó al hombre para que conversaran, según el reporte policial. La pareja comenzó a consumir bebidas alcohólicas festejando el Día del Trabajador, pero más tarde el ahora detenido le reclamó por el proceso que inició en su contra y la amenazó de muerte. Agarró un cuchillo y le provocó una herida en el pecho y otras tres en el brazo izquierdo, cuando ella quiso defenderse.

Los hijos de la víctima, de 5 y 7 años, tras escuchar los gritos salieron en defensa de su madre. El hombre al verlos decidió huir y abandonó el domicilio. En tanto, la mujer se comunicó con su empleadora, quien la auxilió y la llevó a un centro médico para que sea atendida.

Por sus graves heridas, la derivaron al hospital Obrero donde fue sometida a una operación y se encuentra internada recuperándose.