Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 09 de febrero de 2023
  • Actualizado 00:08

Hombre despertaba a sus hijos de 9 y 11 años para golpearlos

Los niños tienen signos de violencia de data antigua y reciente, y el médico forense estableció seis y nueve días de impedimento por las lesiones que tenían en todo el cuerpo.

Frontis de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) de Cochabamba. Mariela Cossío M.
Frontis de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) de Cochabamba. Mariela Cossío M.
Hombre despertaba a sus hijos de 9 y 11 años para golpearlos

Dos hermanitos, de 9 y 11 años, eran agredidos por su padre incluso en horas de la noche, mientras dormían. Uno de ellos logró pedir auxilio a un vecino y fueron rescatados de la vivienda que ocupaban en alquiler en la zona central del municipio de Quillacollo, informó este miércoles el director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) de Cochabamba, Rubén Darío Lobatón.

El jefe policial manifestó que los niños quedaron huérfanos de madre desde hace como nueve años. Desde entonces, el padre era el único que estaba al cuidado de los menores de edad y encontraba cualquier excusa para maltratarlos usando los objetos que estén a la mano como cables, palos, cinturón, utensilios de cocina y otros elementos.

VIOLENCIA

El padre ha sido acusado por violencia familiar y doméstica, y maltrato infantil, pero la tipificación final la determinará el Ministerio Público, quienes fundamentarán su aprehensión para que sea puesto ante un juez cautelar.

Lobatón informó que los vecinos denunciaron el maltrato a los menores tras que uno de los niños diera a conocer que eran golpeados. Luego, la FELCV en coordinación con la Defensoría de la Niñez y Adolescencia (DNA) se constituyeron en la zona para rescatar a las víctimas. La dependencia de protección al menor está cuidando de los niños.

“El médico forense estableció que los menores de edad tienen lesiones antiguas y recientes. Sus heridas están en todo el cuerpo”, señaló.

De acuerdo con el abordaje psicológico, los hermanitos relataron que eran golpeados frecuentemente por su progenitor. El más pequeño recibió un golpe en la cabeza con un utensilio de cocina y tuvo que ser asistido por un médico para la saturación de la herida.

La última agresión se dio tras que el niño menor saliera a jugar en el barrio sin el permiso de su padre y fue golpeado al extremo que tuvo que buscar a un vecino para que lo auxiliara. El mayor fue agredido porque no lavó los platos.

Ambos menores indicaron que eran golpeados, mientras dormían. Su padre ingresaba a su habitación y los despertaba, y sacaba de la cama para agredirlos. Los hermanitos tienen seis y nueve días de impedimento, respectivamente.

Lobatón indicó que los niños no solo sufrieron daños físicos, sino psicológicos. “Están traumados y tendrán que ser tratados por profesionales. Estamos contactándonos con instituciones para que sean apoyados”, dijo.

Apuntó que los efectivos de investigación criminal realizaron las averiguaciones para dar con el paradero del padre. El hombre se dedica a la albañilería y recorrieron las obras en las que estaba trabajando y en una de esas construcciones fue capturado por la Policía.