Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 26 de noviembre de 2022
  • Actualizado 10:49

Hijos del dolor: perdieron a su papá en un accidente y su padrastro mató a su mamá a golpes

Los niños de Isela, la mujer asesinada en La Paz, quedaron al cuidado de sus abuelos, que no cuentan con recursos. Hoy domingo enterrarán a la mujer en el Cementerio General.
Imagen referencial de dos niños en estado de vulnerabilidad. AHORA DIGITAL
Imagen referencial de dos niños en estado de vulnerabilidad. AHORA DIGITAL
Hijos del dolor: perdieron a su papá en un accidente y su padrastro mató a su mamá a golpes

Los hijos de Isela Poma, la mujer asesinada a golpes por su concubino en la Zona Periférica de La Paz, quedaron sin papá ni mamá. Hace aproximadamente un año, los menores, de solo 4 y 10 años, perdieron a su padre biológico, producto de un accidente.

Y ahora les ha tocado sufrir otro golpe anímico severamente cruel: su progenitora, de 34 años, los ha dejado solos, pues fue víctima de feminicidio. 

La madrugada del viernes, sus familiares dolientes recogieron el cuerpo de Isela. Ayer sábado, velaron a la joven mamá en la Funeraria Santa María, compañía de sepelios que se conmovió con el caso y colaboró gratuitamente con los servicios, de forma unida con el Ministerio Público.

Cabe señalar que, ahora, los menores han quedado al cuidado de sus abuelos maternos, María y Romaldo, dos adultos mayores que no cuentan con recursos económicos para sustentar el hogar, pues eran dependientes de su hija Isela.

LAMENTO DE MARÍA Y ROMALDO

María, la abuela de los niños huérfanos, dijo, en entrevista con Unitel, que el presunto agresor de Isela, su concubino, era violento y posesivo. “Hasta matarle, siempre, me la ha pegado, sin compasión. Él me la sacó de ese trabajo. Era bien celoso, parece. No quería que fuera a vender, quería que estuviera en la casa, nomás, al lado de él”. 

El abuelito, por su lado, contó que el sujeto rechazaba a los niños de Isela. “El hombre quería a la mujer nomás, a las wawas, no. En mi mano siempre estaban las wawas”.

FINGIÓ SER TAXISTA

De acuerdo con el reporte de Unitel, el presunto feminicida fingió ser taxista y abandonó agonizando a Isela en el Hospital de Clínicas, tras propinarle la golpiza fatal.

Ahora se encuentra captudado. El fiscal William Alave pretende que el agresor sea condenado a 30 años de presidio. El cuerpo de la mujer será enterrado hoy, en el Cementerio General.