Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de octubre de 2022
  • Actualizado 14:02

‘Mi hijo vivió un calvario’, dice mamá de niño violado por su entrenador

El profesor de una escuela de fútbol, acusado de agredir sexualmente de al menos cuatro menores de edad, fue enviado al penal de Palmasola, en Santa Cruz. 

Policía presenta al presunto abusador de menores. EL DEBER
Policía presenta al presunto abusador de menores. EL DEBER
‘Mi hijo vivió un calvario’, dice mamá de niño violado por su entrenador

Ricardo C.G., entrenador de una escuela de fútbol, fue enviado hace unos días preventivamente al penal de Palmasola por presunta violación a un menor, de 12 años, en Santa Cruz. El acusado estuvo recluido en 2020 acusado de agredir sexualmente de otros menores de edad, pero consiguió su libertad y fue reconocido por la víctima, que ahora lo denunció, cuando se dirigía a entrenar. Se habla de al menos cuatro niños abusados, pero no se descarta que haya otros más.

La madre del menor relató, en una entrevista con Asuntos Centrales, que su hijo llegó afligido a su casa. Le contó a su hermana mayor que vio a su anterior entrenador de fútbol, quien lo agredió sexualmente en 2019. Su familia desconocía que el niño había sido víctima de violación.

Su progenitora lo abrazó y le brindó todo su apoyo, y denunciaron el delito ante la Defensoría de la Niñez, quienes hicieron conocer el caso a la Fiscalía y salió la orden de aprehensión. El agresor fue capturado por efectivos policiales en un campo deportivo hace casi una semana.

La denunciante dijo que el año pasado escuchó en las noticias que el entrenador estaba siendo procesado por presunta violación de menores, pero nunca imaginó que su hijo había sido una de sus víctimas. Su niño, al ver que Ricardo fue enviado a prisión, continuó entrenando y luchando por sus sueños.

“Mi hijo vivió un calvario. Vio que su entrenador estaba preso y siguió entrenando en otro equipo para olvidar todo lo que le pasó. Nunca dejó su talento porque Dios tiene algo grande en su vida, es un guerrero (…). Como padres les damos confianza a los profesores de fútbol, de colegio, pero hay pedófilos sueltos en las calles”, dijo.

Acotó que el procesado sería parte de una red de pornografía puesto que enviaba grabaciones y otros materiales a España. Pidió que Ricardo reciba la pena máxima tras su detención preventiva, por seis meses.

“Voy a defender a mi hijo hasta el final y vivo un calvario junto a mi niño porque me pongo a pensar en todo lo que ha tenido que pasar (…). La psicóloga me dijo que mi hijo es un guerrero de Dios”, señaló.

La madre de la víctima pidió a las autoridades que le den medidas de protección porque teme por su integridad y la de sus hijos. “Este hombre podría tener conocidos que quieran hacernos algo y yo tengo una familia”.

La Policía señaló que es posible que el detenido tenga que ver con agresiones sexuales a otros menores de edad de la escuela de fútbol que dirigía en Santa Cruz. Pidió a los padres de familia que estén pendientes de sus hijos y si detectaran o sospecharan que han sido abusados se constituyan a la Defensoría de la Niñez o la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV).