Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 03 de diciembre de 2020
  • Actualizado 00:34

ESTABAN EN UN VEHÍCULO QUE SE EMBARRANCÓ

Tres hermanas y el bebé en el vientre de una de ellas mueren en accidente en Chapare

Los médicos del hospital de Villa Tunari intentaron salvar a la madre y su neonato, pero fue imposible. Las otras dos víctimas fallecieron en el lugar del siniestro.
Las tres hermanas que fallecieron en el accidente de tránsito. FACEBOOK
Las tres hermanas que fallecieron en el accidente de tránsito. FACEBOOK
Tres hermanas y el bebé en el vientre de una de ellas mueren en accidente en Chapare

La noche del domingo fue trágica para la familia Oropeza Torrico. Tres de las hermanas y el bebé que esperaba una de ellas murieron en un accidente de tránsito en la zona de Cristal Mayu, en el Trópico de Cochabamba, a más de 170 kilómetros de la ciudad. En Radio Soberanía precisaron que el hecho se registró en el cruce Villa Barrientos, en la ruta Jatun Pampa-Paractito. El vehículo cayó al río aproximadamente a las 22:00 horas.

Dos de ellas fallecieron de manera inmediata tras el embarrancamiento del motorizado mientras que la mayor de ellas, que se encontraba embarazada de casi cinco meses, fue trasladada aún con vida hasta el hospital de Villa Tunari donde la intervinieron quirúrgicamente para salvar al bebé, pero ya no presentaba signos vitales.

Personas allegadas la familia contaron que Jimena tenía el hígado reventado producto del impacto del motorizado, lo que aceleró su muerte y la de su hijo.

El informe preliminar de los hechos da cuenta de que el exceso de velocidad provocó que el conductor, una persona contratada por las hermanas, perdiera el control del motorizado recién adquirido y se embarrancara. Solo él logró sobrevivir y presentaba algunos hematomas.

Las redes sociales se activaron después del hecho. Personas de salud alertó del accidente y la búsqueda de los familiares de las víctimas. Entre tanto, Celia, otra de las hermanas expresó el dolor que siente por la pérdida, acompañando una fotografía.

“Mis hermanas queridas, tengo un gran dolor por la pérdida de las 3, quisiera que esto solo fuera un sueño, creerlo me cuesta mucho”, escribió.

La familia es procedente de Punata y se desconoce las razones de su viaje a la zona del Trópico, aunque en el lugar una de ellas se desempeñó como cajera de una entidad financiera.