Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 24 de junio de 2024
  • Actualizado 22:59

Dolor y preocupación: familia de Camila alerta que en la plaza de la tragedia aún habría peligro

La menor, de 10 años, pereció el pasado domingo tras tocar un poste electrificado en un parque de la zona sur de Cochabamba. Estaba jugando en el parque mientras su mamá la observaba desde una banca.

La hermana y la madre de Camila. Melissa Revollo
La hermana y la madre de Camila. Melissa Revollo
Dolor y preocupación: familia de Camila alerta que en la plaza de la tragedia aún habría peligro

La hermana de Camila Fernanda, la niña que falleció el domingo tras tocar un poste electrificado de una plaza situada en la zona sur de Cochabamba, alertó este miércoles que el parque donde ocurrió la tragedia que acabó con la vida de la menor no habría sido atendido y que los cables del poste seguirían al descubierto.

Tras tres días del hecho lamentable, los familiares de Camila piden que se investigue el caso para dar con los responsables.

“Yo quisiera que ustedes vieran en la plaza, ahí sigue igualito, descubiertos los cables. No han hecho nada, sigue destapado, supongo que con las lluvias es más peligroso”, dijo a OPINIÓN la hermana de la pequeña.

Por otra parte, la madre aseguró que continuarán con los pedidos de investigación de la causa, pues quieren evitar que cualquier persona, infante o mascota pierda la vida por un error o negligencia en las conexiones de alumbrado público.

“Ya nada me devuelve a mi hija. Estoy pidiendo justicia para esa madre que llevará a su niño a jugar al parque. Yo no le mandaba a mi niña ni a la tienda”, dijo, entre lágrimas, la mujer.

LA TRAGEDIA

Camila Fernanda murió el domingo, luego de tocar un poste que descargó electricidad en todo su cuerpo cuando salió a jugar con su madre, en una plazuela de la OTB La Joya.   

El hecho ocurrió a las 19:00, cuando la menor paseaba junto a su progenitora en la plaza de la OTB La Joya, detrás del Hospital del Sur.

Entre lágrimas, la madre contó que, previo al trágico suceso, le pidió a su hija que se sacara los patines que llevaba puestos para que no la lastimaran. En respuesta, la niña dijo: “Me voy a sacar. Quiero bailar, esa niña baila bonito”.

Tras ello, la mujer le solicitó no tener vergüenza e ir a bailar mientras ella la observaba, vigilante, desde una banca cercana. “Voy a ir a bailar, mami. Me vas a mirar”, fueron las últimas palabras que la mujer escuchó.  

Luego, devastada, recordó que vio a su hija “pegada al poste sin moverse”. La pronta reacción de un vecino logró desprender a la menor del poste.

A pesar de que la niña fue trasladada al Hospital del Sur de inmediato, su cuerpo no resistió.