Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 04 de diciembre de 2021
  • Actualizado 01:12

Hallan un brazo mutilado en Sipe Sipe y piden pericia para determinar identidad

Investigadores realizan el levantamiento de la extremidad superior humana. CortesÍa
Investigadores realizan el levantamiento de la extremidad superior humana. CortesÍa
Hallan un brazo mutilado en Sipe Sipe y piden pericia para determinar identidad

Un brazo mutilado, antebrazo y mano, fue encontrado la mañana de este miércoles en la zona de Campos de Amiraya en el municipio de Sipe Sipe (Cochabamba).

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Quillacollo, Fabio Vargas, informó que los efectivos policiales se constituyeron a la zona a denuncia de los vecinos, quienes habían encontrado la extremidad humana.

De acuerdo con las investigaciones preliminares, el brazo mutilado flotaba en el río Rocha, cercano a esa zona, y un can lo sacó y fue perseguido por otros perros. Unos trabajadores del lugar se percataron que los animales peleaban y al aproximarse descubrieron que se disputaban la extremidad superior.

Se presume que el brazo fue arrastrado por las aguas del río considerando que hubo lluvias esporádicas. Esa situación dificulta determinar el lugar dónde hubiesen botado ese resto humano puesto que el río Rocha recorre los municipios del eje metropolitano.

En tanto, Vargas manifestó que el investigador asignado al caso pedirá una microdactilia y las pericias que sean necesarias para establecer la identidad de la víctima a fin de esclarecer el hecho.

Consultado sobre si este hallazgo podría tener relación con los restos encontrados en mayo en Quillacollo, rechazó esa posibilidad debido a que “la mano es fresca” y se presume que sería de una mujer, pero ese aspecto se establecerá tras los actuados del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF).

CASO ANTERIOR

Una cabeza, brazo y pierna fueron encontrados en Quillacollo, desde el 31 de mayo, en una zona que abarca unas ocho cuadras. El 20 de junio, el entonces director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Iván Rojas, confirmó que la víctima era un hombre oriundo de La Paz, pero que unos meses antes del hecho se fue a vivir a Quillacollo.