Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 03 de junio de 2020
  • Actualizado 12:19

DELITO DE “SUSTRACCIÓN DE INFANTE”

Griselda volvió a su hogar y cae familia que la tuvo

La niña de cuatro años desapareció el 7 de agosto en el mercado. Una menor se la llevó. La Policía advirtió que la tenencia ilegal de niños es delito.
Griselda volvió a su hogar y cae familia que la tuvo


La historia de la desaparición de la niña Griselda Tola Condori, de cuatro años, tuvo un final feliz. La pequeña le fue devuelta ayer a sus padres, quienes aún estaban en shock por la pesadilla vivida en los últimos tres días, desde que su hija se extravió en el mercado La Pampa.

El martes 7 de agosto, a las 16:00, Griselda se extravió del puesto de venta de papa de su madre, en la avenida República y Pulacayo. Testigos le dijeron que una joven de vestido la llevaba de la mano en busca de su madre, pero no dieron con ella. Los padres dejaron de comer, de dormir y no cesaban de llorar buscando a la pequeña.

La historia contada por los medios de comunicación se viralizó en las redes sociales. Entonces, una adolescente de 17 años llamó ayer a la madre y le dijo que ella había encontrado a Griselda deambulando asustada por el mercado, por lo que la llevó a su casa, en la avenida Suecia.

Pactaron la entrega de la niña en el puesto de venta de papa. El encuentro fue conmovedor. Madre e hija se abrazaron y lloraron sin desprenderse.

Las comerciantes querían golpear a la adolescente temiendo que sea parte de una banda de traficantes de niños. Policías llegaron y la arrestaron. Los hermanos y el primo de ella fueron a la fuerza anticrimen y también fueron aprehendidos por el delito de sustracción de una menor.

La adolescente explicó que no sabía dónde llevar a Griselda, y que se encariñó con ella. Le compró ropa, dulces, juguetes, e incluso la llevó a su colegio nocturno, para cuidarla. Los padres de los jóvenes están en Beni. La Policía recordó que la tenencia ilegal de un niño o adolescente es un delito. Las comerciantes pidieron que se construya guarderías en La Pampa, porque el riesgo de esta historia se repita es latente.