Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 15 de junio de 2024
  • Actualizado 12:18

Genaro, víctima del accidente de Trans Carrasco, queda paralítico

El hombre, padre de cinco niños, recibe atención médica en Cliza y no volverá a caminar. Su esposa y su madre también resultaron heridas tras el embarrancamiento del bus.

Una mujer observa el bus de Trans Carrasco que se embarrancó en la zona del Cañadón, en Cochabamba. NOÉ PORTUGAL
Una mujer observa el bus de Trans Carrasco que se embarrancó en la zona del Cañadón, en Cochabamba. NOÉ PORTUGAL
Genaro, víctima del accidente de Trans Carrasco, queda paralítico

El accidente del bus de Trans Carrasco le cambió la vida. Genaro O.J., padre de cinco niños, quien no podrá volver a caminar tiene la columna dividida en dos desde que el motorizado en el que iba, junto con su familia, cayó unos 100 metros en la zona del Cañadón el pasado 2 de marzo, a la altura del kilómetro 72 de la carretera que une Cochabamba con Santa Cruz, donde 22 personas perdieron la vida. Su familia es de escasos recursos económicos y pide ayuda a las autoridades y población.

El hombre, de 30 años, sufrió un daño severo en la espalda e incluso tuvo que ingresar a una cirugía que le permita sentarse. También tenía un traumatismo creaneoencefálico, fractura en el antebrazo derecho y daños en la parte derecha del tórax.

“Nos han dicho que ya no tiene solución y que no podrá caminar, ni siquiera sentir su cuerpo de la cadera para abajo. Le han puesta una placa para ajustarle la espalda y que no se caiga, y está recuperándose, pero los gastos son altos. Estamos muy preocupados porque no sabemos qué va a ser de él después de todo esto, tiene cinco hijitos en etapa escolar que tienen necesidades”, lamentó su prima.

La familiar informó que Genaro estuvo internado en el hospital Viedma poco más de una semana y que, en ese tiempo, la cuenta ascendió a 11.500 bolivianos, aunque inicialmente les dijeron que sería más de 18.500 bolivianos. Ese monto fue cubierto por el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT), pero los representantes de la empresa de transporte no se han contactado con ellos para apoyarlos.

Acotó que decidieron pedir el alta en el Viedma porque, en su criterio, su familiar estaba abandonado en una camilla sin la debida atención. “Nos decían mañana se va a operar, pero así pasó una semana y tuvimos que tomar una decisión”. Actualmente, Genaro está siendo tratado por un especialista en Cliza.

“Algunas personas nos han apoyado y nosotros también hemos juntado algo de plata para poder cubrir los medicamentos y otras cosas que nos piden, pero la cuenta está subiendo y pedimos que nos ayuden”, dijo.

EL ACCIDENTE

Genaro, su esposa Florencia C., su madre María J.S. y dos de sus cinco hijos abordaron el bus de Trans Carrasco, la noche del 1 de marzo.

Su esposa y su madre también resultaron heridas y estuvieron internadas en la clínica Arébalo de Sacaba hasta hace unas dos semanas.

La familia estaba viajando a Ivirgarzama, donde María tiene una casa, con la intención de traerse frutas. Genaro vendía algunos productos en un mercado cercano a su casa en Lomas de Santa Bárbara, al sur de la ciudad de Cochabamba.

Sus familiares expresan su preocupación puesto que Genaro y su esposa tienen cinco niños, de entre 3 y 11 años. Si desea apoyarlos puede contactarse con Gonzalo Ojeda al teléfono 74117390.