Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 21 de octubre de 2020
  • Actualizado 03:36

A horas de conocer si el ADN es de Betsabé, la mamá imploró datos al teniente; la muchacha es la víctima 83 del año

Hoy se sabrá si los restos hallados en La Maica son de la muchacha que el teniente Adán Boris dijo haber quemado. El policía fue sentenciado ayer a 30 años de cárcel en El Abra, tras confesar que la calcinó.

Adán Boris, sentenciado a 30 años de cárcel. Dico Solís
Adán Boris, sentenciado a 30 años de cárcel. Dico Solís
A horas de conocer si el ADN es de Betsabé, la mamá imploró datos al teniente; la muchacha es la víctima 83 del año

Hoy se conocerá la pieza elemental en el caso de Betsabé Mara Alacia, la muchacha de 24 años que desapareció el 11 de este mes en Quillacollo y que el teniente de la Policía Adán Boris Mina dijo ayer haber calcinado.

Se develará si las pruebas de ADN de los restos hallados en la zona de La Maica corresponden con los de la mujer, quien sostuvo una relación con Adán y fue reportada como desaparecida luego de haberlo visitado en su domicilio, próximo al exestablecimiento Calama.

El 19 del mes en curso fueron hallados los restos óseos. Según Voces Libres, la madre de la muchacha reconoció la vestimenta, “además del crucifijo del policía”. Este grupo realiza seguimiento a los casos de violencia contra la mujer,  

También, el abogado de la familia, Percy Garrón, se animó a establecer que, en efecto, las partes son de Betsabé. Esto, luego de analizar videos que dan cuenta de que Mina condujo su cuerpo desde su casa hasta La Maica, donde finalmente la quemó, según las declaraciones que brindó el acusado en un juicio abreviado.

La Justicia determinó que el hermano de Adán, Rober, y su cuñada, Cinthia C., sean recluidos durante dos años en la cárcel de San Sebastián varones y mujeres, por haber encubierto el hecho. Ambos se declararon “culpables”, relató Mercedes Cortéz, de Voces Libres, quien lamentó que la familia de la extinta no haya recibido algún gesto de arrepentimiento por parte del acusado.

“La madre de la occisa tomó la palabra implorando al agresor que dijera dónde está el resto del cadáver de su hija, pues si bien en La Maica se encontraron una columna vertebral y restos de un cráneo, no existen las extremidades inferiores y superiores. Ante esto, el teniente Mina pidió garantías para su progenitora y su tía, que habrían sido amenazadas”.

El deceso de Betsabé, bajo la figura de feminicidio, la convierte en la víctima 83 en lo que va del año, de acuerdo con un reporte oficial de la Fiscalía General del Estado. Del 1 de enero al 23 de agosto se registró dicha cifra de asesinatos de mujeres en Bolivia. La  mayor incidencia está en La Paz, con 30 casos, Santa Cruz 13, Cochabamba 12, Oruro 11, Beni 6, Potosí 4, Chuquisaca 3, Pando 2 y Tarija 2.

Fueron días de desconsuelo e impotencia en torno al caso de Betsabé. Las autoridades gubernamentales también se pronunciaron en el transcurso de los días. El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, fue uno de los que levantó la voz para exigir todo el peso de la ley.

Incluso, abrió la chance de que todos los policías superen test psicológicos para entrar o permanecer en la institución verde olivo.

CASO EN VINTO La Fiscalía Departamental de Cochabamba anticipó que el Ministerio Público investiga un presunto caso de feminicidio suscitado en el municipio de Vinto. Se trataría de una mujer de 27 años llamada Florinda S., quien habría sido ultimada por su pareja, Romaldo P., de 32.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad