Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 02 de febrero de 2023
  • Actualizado 14:20

La 'estafadora de Tinder' estuvo presa en Bolivia

Consuelo Rivero, en libertad. Del otro lado, en una celda. TOMÁS MOLINA
Consuelo Rivero, en libertad. Del otro lado, en una celda. TOMÁS MOLINA
La 'estafadora de Tinder' estuvo presa en Bolivia

Consuelo Rivero H., conocida como la “estafadora de Tinder”, estuvo presa en la cárcel de Palmasola, Santa Cruz. Su historia ocupó los principales titulares en la prensa peruana.  

Germán Chirinos, el peruano con el que convivió, decidió hacer pública una denuncia que traspasó las fronteras. Conoció a Consuelo a través de Tinder, en Perú, y se enamoró de ella. La boliviana se fue a vivir a su departamento y, tiempo después, lo convenció de comprar un terreno y un departamento en Santa Cruz. Chirinos descubrió que todo fue parte de un plan y que las propiedades supuestamente adquiridas no existían. La mujer le había estafado 100 mil dólares. No es la única víctima que dio la cara en Perú, hay otras dos personas y presuntamente existirían más afectados, pero no exponen sus casos porque son casados o tienen compromisos.

En Bolivia, Consuelo fue  detenida en 2012 por estafar con anticréticos. La mujer comenzó una relación con un joven, boliviano, que había llegado de Estados Unidos. Él la llevó a vivir a la casa de una tía en Santa Cruz. Todo iba bien hasta que él tuvo que viajar a Cochabamba y, durante su ausencia, ella ofreció en anticrético el inmueble y estafó a más de cinco personas. Según las víctimas, la mujer decía ser abogada y se mostraba adinerada.