Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 02 de febrero de 2023
  • Actualizado 14:20

Crimen del arquitecto: por ausencia de testigos, suspenden audiencia de juicio oral

El esperado juicio en procura de justicia por el asesinato de Ariel Rodríguez comenzó este miércoles. La audiencia fue suspendida para el 11 de abril. La víctima perdió la vida hace casi un año y medio.
Uno de los acusados por el crimen del arquitecto Ariel Rodríguez, en la audiencia del juicio oral. DICO SOLÍS
Uno de los acusados por el crimen del arquitecto Ariel Rodríguez, en la audiencia del juicio oral. DICO SOLÍS
Crimen del arquitecto: por ausencia de testigos, suspenden audiencia de juicio oral

Hoy era un día clave para la familia doliente del arquitecto Ariel Rodríguez, asesinado dentro de lo que significó un crimen sin precedentes en Sacaba. A un año y cinco meses de su muerte, comenzó este miércoles el juicio oral, en búsqueda de justicia. No obstante, la audiencia tuvo que ser suspendida y reprogramada para el 11 de abril debido a la inasistencia de testigos claves en la causa.

No han comparecido al Tribunal Departamental de Justicia y, por ello, la Fiscalía exige que estén todos presentes para que el esclarecimiento del crimen cuente con todos los elementos.

Los acusados por el asesinato, que son cuatro, estuvieron presentes en la audiencia. Exigen, en contra de ellos, 30 años de cárcel por el macabro crimen.

Mientras tanto, familiares del arquitecto expusieron su molestia en instalaciones del Tribunal.

Ariel Rodríguez desapareció el 23 de octubre 2020. Su cuerpo fue encontrado cinco meses después, en Sacaba.

Edwin C.B., Lucio A.M., Brayan Q.B. y Erika Beatriz V.G., de entre 22 y 32 años, fueron acusados formalmente por la Fiscalía. El primero era excuñado de Rodríguez y es apuntado como el autor intelectual y material del asesinato.

Los otros tres son cercanos a Edwin. A Lucio lo conoció en la prisión, cuando estuvo preso por intentar matar a la madre de sus hijos, Brayan es su primo y Erika Beatriz, su comadre.

EL ASESINATO

El 23 de octubre de 2020, el arquitecto se montó en su camioneta y dejó su casa, ubicada en Pacata, a una reunión laboral, pero no regresó.

Sus restos óseos calcinados fueron encontrados en una urbanización de Chacacollo, camino a Sacaba, después de casi cinco meses de búsqueda (el 19 de marzo de 2021).

Edwin y Lucio fueron capturados a los 42 días de la desaparición de Ariel. El primero, junto a su amigo y otros cómplices, habría premeditado la muerte del arquitecto por “venganza”. Ariel habría querido proteger a su hermana de un potencial feminicida. No aceptaba la relación que ella tenía con el hombre porque supo que estuvo preso.