Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 12 de noviembre de 2019
  • Actualizado 23:11

EL HECHO OCURRIÓ EN TARIJA

Envían a la cárcel a adolescente que mató a su recién nacido

Luego de dar a luz a su bebé, la menor lo dejó en el piso por media hora. Luego, ante el llanto de su hijo, la mujer lo golpeó hasta romperle los huesos del cráneo.
Foto ilustrativa de un recién nacido. Internet
Foto ilustrativa de un recién nacido. Internet
Envían a la cárcel a adolescente que mató a su recién nacido

El fiscal Departamental de Tarija, Aimore Álvarez Barba, informó ayer que la autoridad jurisdiccional dispuso la detención preventiva de la adolescente T.O.I., de 15 años de edad, por el presunto delito de infanticidio de su hija recién nacida en Bermejo, según un comunicado de la Fiscalía General del Estado.

La sanción a la adolescente deberá ser cumplida en el Centro de Rehabilitación de Trinidad Peralta de la ciudad de Tarija.

La audiencia se llevó a cabo en el Juzgado de la niñez y Adolescencia de la ciudad de Bermejo donde la autoridad jurisdiccional valoró los elementos de convicción expuesto por el Ministerio Público y dispuso la detención preventiva.

EL HECHO El suceso se conoció el 2 de noviembre, cuando personal de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) acudió al llamado de los vecinos con el propósito de evidenciar el cadáver de un recién nacido que se encontraba envuelto en una bolsa nylon de color negro tirado en una calle de la ciudad de Bermejo. Luego de realizar el levantamiento del cadáver, se procedió con la búsqueda de la madre, quien fue encontrada en el interior de su domicilio recostada en su cama. Ante la presencia policial y del Fiscal que atendió el caso, la adolescente indicó que se encontraba delicada de salud debido al abundante sangrado que presentó después de haber dado a luz.

Ante estos elementos se procedió a la aprehensión y traslado a dependencias del Hospital Virgen de Chaguaya (Bermejo). 

De acuerdo a la investigación, al promediar las 02:00 del día del parto, la adolescente presentó contracciones y ante los dolores se dirigió hacia el baño donde nació el bebé.

Posteriormente, la joven madre cortó  el cordón umbilical del recién nacido y lo dejó tirado en el suelo del baño durante media hora,  sin prestarle el auxilio necesario.

La sospechosa, al darse cuenta que el recién nacido se encontraba aún con vida, lo golpeó fuertemente ocasionando fracturas en el cráneo lo que derivó en la muerte del neonato.

Finalmente, en horas de la madrugada, la madre salió de su domicilio para deshacerse del cuerpo.

Una publicación de ANF da cuenta de que  hasta el mes de septiembre se reportaron 43 asesinatos de niños y niñas en Bolivia, cuyas edades oscilan entre días de nacido y 11 años.

En Cochabamba, un niño de dos años y medio fue golpeado hasta la muerte por su padrastro por hacer sus necesidades biológicas en su pantalón. 

Luego del asesinato del niño, el hombre obligó a la madre a trasladar el cadáver al departamento de Potosí.