Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 22 de octubre de 2019
  • Actualizado 02:47

SANTA CRUZ

Enamora a un venezolano y lo quema por traición

Un ciudadano boliviano pagó el pasaje del extranjero, lo alojó en su casa y le consiguió trabajo. Creyó que viviría una historia de amor.
El boliviano aprehendido es presentado por la FELCC. Clave 3000
El boliviano aprehendido es presentado por la FELCC. Clave 3000
Enamora a un venezolano y lo quema por traición

Un boliviano trajo a su pareja de Venezuela con la intención de vivir juntos pero acabó echando ácido en su rostro por romper su relación, informó Clave 300.

Dos personas del mismo sexo protagonizaron una historia de amor que acabó en desgracia.

El boliviano, Marcelo E. R.,  de 28 años, quedó aprehendido en celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) denunciado de tentativa de homicidio y lesiones graves y leves.

El sindicado conoció por facebook al venezolano, Jakson M. C., con quien se hizo amigo y comenzó  a sentir una atracción sentimental.

El boliviano se apenó por la crisis en Venezuela y le dijo a Jakson que se traslade a Santa Cruz a vivir con él. Marcelo pagó el pasaje de Jakson, quien llegó en un vuelo comercial vía Sao Paulo, Guayaramerín. 

El 30 de julio el venezolano arribó a Santa Cruz acompañado de cuatro compatriotas, entre ellos una mujer, lo cual molestó al boliviano. Sin embargo, Marcelo alojó a los cinco extranjeros en el cuarto que alquilaba y la dueña de la vivienda le reclamó por el hacinamiento de personas.

Es así que Marcelo le dijo a su pareja que no podía seguir teniendo a sus cuatro amigos. El venezonalo se negó a quedarse con el boliviano y se fue a alquilar en otra casa junto a sus compatriotas. Este distanciamiento deprimió al boliviano y el 3 de octubre visitó a su expareja en la Pampa de la Isla, pero lo halló acompañado con la venezolana. Marcelo diluyó acido en una jarra y la lanzó al venezolano y su pareja. 

Los afectados tienen quemaduras de primer y segundo grado en el rostro y parte del cuerpo. Están en  terapia intensiva con pronóstico reservado.

El denunciado aguarda la audiencia cautelar.