Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 05 de diciembre de 2020
  • Actualizado 04:15

Dueño de hamburguesas Choko, acusado matar a   su esposa, busca cambiar cautelares un día de juicio

Captura de Félix P.C, acusado de feminicidio de Jhoselin Aguilar, su esposa. Archivo de Voces Libres
Captura de Félix P.C, acusado de feminicidio de Jhoselin Aguilar, su esposa. Archivo de Voces Libres
Dueño de hamburguesas Choko, acusado matar a   su esposa, busca cambiar cautelares un día de juicio

Félix P.C, propietario de un conocido negocio de hamburguesas en la ciudad, “Choko Burguer”, y quien ya fue acusado por el feminicidio de su esposa, Jhoselin Aguilar, busca la modificación de medidas cautelares, a través de una audiencia prevista para este lunes 26, un día antes del juicio oral fijado en su contra, programado para el martes 27.

La abogada del Observatorio de Justicia de la Fundación Voces Libres, Mercedes Cortez, informó, que concederle una mayor libertad al “Choko”, faltando pocas horas para su juicio formal, genera en los familiares de Jhoselin, un justificado temor de que el acusado escape. Felix P.C, cumplió un tiempo breve de condena en el penal de El Abra, luego de conocerse que su abogado en ese entonces, Jhasmani Torrico, había influido, a través de coimas, en la decisión de los vocales en ese entonces.

La abogada, comentó que el acusado goza de libertad condicional y modificar esta medida en pro de su libertad es, irregular.

“Intentar conseguir ahora medidas menos graves que la detención domiciliaria resulta por demás irregular y pone en riesgo la salud procesal. El acusado quiere liberarse del control de los custodios permanentes que lo vigilan las 24 horas. Esta petición no es pertinente y creemos que el tribunal debe rechazarla para cumplir su rol de garante del debido proceso. De lo contrario, estaríamos hablando de la facilitación de una fuga”, aseveró. 

Félix P.C. fue acusado formalmente por el feminicidio de su esposa, Jhoselin Aguilar, ocurrido en su domicilio de la avenida Circunvalación y avenida Octava, en Bella Vista, Sacaba el 13 de marzo de 2018.

En primera instancia, la hipótesis que se manejó fue que la mujer había sido víctima de atracadores que ingresaron a su propiedad y que la mataron para llevarse 6.000 bolivianos. Sin embargo, las investigaciones apuntaron después a Félix P.C. como el autor del crimen, en complicidad con una pariente cercana de Jhoselin.

Las pesquisas en este caso, arrojaron elementos que no coinciden con la versión ofrecida por Félix P.C. respecto al día del crimen. El acusado alegó que dejó a su esposa en casa y se fue a comprar cerámica. Cuando retornó, halló a Jhoselin en el piso, sin embargo, en lugar de llevarla en su minibús a un hospital, llamó a otros familiares y esperó 20 minutos a que llegaran para recién trasladar a la víctima a un centro médico en el vehículo del hijo mayor de la pareja.

A medida que avanzaban las investigaciones, las investigaciones forenses hallaron, en el minibús de “El Choko”, tres muestras compatibles con manchas de sangre humana.

De acuerdo a las investigaciones, Aguilar, fue golpeada brutalmente y se evidencio que la víctima sufrió graves quemaduras en los genitales, glúteos, pecho, parte de los brazos y piernas.