Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 19 de abril de 2024
  • Actualizado 16:20

Dolor en la carretera: conductor habría perdido el control al intentar adelantar

Un minibús se incendió el sábado dejando seis muertos. El chofer se encuentra aprehendido. Según su testimonio, días previos al accidente, realizó un cambio en las pastillas de frenos.
En Sacaba, se realizó el velatorio de Daniela Álvarez, quien perdió la vida en el 
accidente de tránsito ocurrido en Locotal./ DICO SOLÍS
En Sacaba, se realizó el velatorio de Daniela Álvarez, quien perdió la vida en el accidente de tránsito ocurrido en Locotal./ DICO SOLÍS
Dolor en la carretera: conductor habría perdido el control al intentar adelantar

Daniela Belén Álvarez R. se convirtió en una de las seis trágicas víctimas de un accidente de transporte público ocurrido el sábado en la zona de Locotal, en el kilómetro 91 de la carretera que conecta Cochabamba con Santa Cruz. Esta joven, de tan solo 22 años, viajaba junto a su esposo, cuando un minibús perteneciente al Sindicato de Transporte Eterazama chocó contra una peña, ocasionando un vuelco e incendio de la movilidad. Mientras su pareja lucha en un hospital, su hijo, de apenas cuatro años, ha quedado huérfano de madre.

La familia de Daniela clama justicia en medio de su profundo dolor. Exigen supervisión en las carreteras y la creación de una ley más estricta que imponga sanciones severas a aquellos conductores que transgredan las normas de tránsito. Su objetivo es claro: prevenir futuras tragedias y evitar más pérdidas de vidas humanas en accidentes viales.

Daniela fue velada en su hogar hasta el día de ayer, en la zona de Alto Obrajes, en Sacaba. Posteriormente, sus seres queridos y amigos se reunieron para acompañarla hasta su última morada. 

Un sentimiento de pesar similar aflige a la familia de Orlando Jamira L., un joven de 24 años que compartió el mismo destino trágico. Viajaba de Cochabamba al Trópico en el mismo vehículo que Daniela. Su esposa, padres y hermanos se despidieron de él ayer en el Cementerio General de Capinota, sumidos en el dolor de su partida.

El accidente ha dejado huérfanos, viudos y familias fragmentadas. Según el informe proporcionado por el director de Tránsito, David Herbas, el minibús involucrado en el accidente, cuyas causas aún están bajo investigación, aparentemente perdió el control y colisionó contra una peña, lo que resultó en su posterior vuelco, quedando finalmente con la parte frontal del vehículo hacia abajo. Como consecuencia de esta secuencia de eventos, se presume que uno de los tanques de combustible, ya sea el de gasolina o el de gas, sufrió daños, lo que, combinado con el arrastre del vehículo, pudo haber generado una chispa que desencadenó el devastador incendio que cobró la vida de seis personas y dejó a otras cuatro heridas, incluyendo al conductor del auto.

No se descarta la posibilidad de que el chofer del vehículo haya intentado realizar una maniobra de adelantamiento, lo que pudo haber resultado en la pérdida de control del mismo. El accidente tuvo lugar en una bajada y en una curva, quedando una marcada huella de arrastre en la carretera que se extendía a lo largo de aproximadamente 30 metros. Si no fuera por la pronta asistencia de otros automovilistas que transitaban por la zona, el desenlace podría haber sido aún más trágico, poniendo en peligro la vida de todos los ocupantes.

Cabe destacar que al conductor se le sometió a la prueba de alcoholemia, la cual arrojó un resultado negativo, lo que indica que no estaba bajo los efectos del alcohol. En su declaración inicial, el chofer afirmó que previamente al viaje había realizado un cambio en las pastillas de frenos de su vehículo. Sin embargo, todos estos aspectos serán objeto de una exhaustiva investigación técnica y pericial para esclarecer las causas de este trágico suceso que ha sumido en luto a varias familias. Actualmente, el hombre se encuentra bajo custodia policial en una clínica de Cochabamba, y una vez que reciba el alta médica, la Fiscalía procederá a tomar su declaración informativa como parte de las diligencias investigativas en curso.

Hace apenas 45 días, ocurrió otro hecho de tránsito en el kilómetro 82 de la misma carretera, a escasos 10 kilómetros del reciente accidente. Un autobús de la empresa La Veloz del Chaco se salió de la vía y volcó, cobrándose la vida de 20 personas. Este lamentable suceso constituye el accidente más letal registrado en el departamento en lo que va del año.