Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 18 de mayo de 2024
  • Actualizado 21:57

El día después de la tragedia de Paracti: huérfanos, padres sin hijos y familias rotas

Después de que el bus de La Veloz del Chaco se saliera de la vía y se embarrancara, dos hermanitos perdieron la vida, mientras sus padres y otra hermana luchan por su recuperación. La tragedia dejó 20 fallecidos y más de 30 heridos. 
El bus accidentado en el Locotal. DEFENSORES DEL TRÓPICO
El bus accidentado en el Locotal. DEFENSORES DEL TRÓPICO
El día después de la tragedia de Paracti: huérfanos, padres sin hijos y familias rotas

La partida de dos hermanitos, de 4 y 6 años, ha dejado un inmenso dolor. Viajaban con sus padres y hermana hacia Santa Cruz en el bus de La Veloz del Chaco, que se accidentó la tarde del miércoles en la carretera Cochabamba – Santa Cruz, en la localidad de Paracti, concretamente en el kilómetro 82. Este trágico suceso dejó luto en Bolivia: 20 personas fallecieron, entre ellas tres niños, y 36 resultaron heridas; 6 de ellas son menores de edad. Ante esta tragedia, la empresa de Seguros y Reaseguros Personales UNIVida movilizó a más de 20 funcionarios para brindar asistencia a los accidentados y a los familiares de las víctimas mortales.

Muchos de los pasajeros habían llegado para la Festividad de la Virgen de Urcupiña. Entre ellos se encontraban los padres que regresaban a su hogar en Santa Cruz junto a sus tres hijos, tristemente dos de ellos perdieron la vida en el accidente, donde el bus con placa 1767-YAL sufrió un vuelco lateral y posteriormente se embarrancó. Los familiares que residen en Cochabamba se movilizaron para rescatar los cuerpos de los hermanitos de la morgue del Hospital San Francisco de Asís de Villa Tunari, y ahora los velan en un domicilio de la zona de Bella Vista en Quillacollo. El padre y la otra hija se encuentran en estado crítico en terapia intensiva.

El accidente ha dejado huérfanos, viudos, padres sin hijos y familias fragmentadas. El bus interdepartamental, siguiendo el protocolo habitual, contaba con dos conductores; uno de ellos perdió la vida en el lugar, mientras que el otro se encuentra herido y bajo custodia policial, siendo considerado como aprehendido en el marco de las investigaciones. Se han tomado muestras para realizar la prueba de alcoholemia, cuyos resultados se espera que se conozcan en las próximas horas. Algunos pasajeros relataron que la flota presentaba problemas en el sistema de frenos, al menos eso fue lo que uno de los choferes les comunicó momentos antes de la tragedia. No obstante, las causas exactas del incidente vial están siendo investigadas.

INFORME

Conforme al informe presentado por la Dirección Regional de Tránsito, Transporte y Seguridad Vial del Trópico de Cochabamba, y compartido anoche, se logró identificar a 15 de los 20 fallecidos, aunque ese proceso aún estaba en curso. Identificaron a 11 hombres y nueve mujeres.

En cuanto a los heridos, su número asciende a 36, distribuidos prácticamente en igual cantidad entre mujeres y hombres. La mayoría de los heridos están siendo atendidos en la Clínica Arébalo de Sacaba, sumando un total de 26 pacientes, entre los cuales se encuentran seis niños (de 3 meses a 6 años). Según la información proporcionada por la doctora Roxana Pérez, tres de los accidentados están siendo atendidos en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI), de los cuales dos se encuentran entubados. Estos pacientes son un hombre de 60 años, una joven de 20 y una niña de 5.

Por otro lado, en el área de hospitalización, tres pasajeros heridos en estado “inestable” estaban siendo monitoreados de manera rigurosa debido a fracturas significativas.

En la lista de heridos se encontraba una familia ayorea que optó por permanecer en la misma sala, manifestando su deseo de no separarse bajo ninguna circunstancia.

De manera similar, el Hospital México de Sacaba inicialmente recibió a seis pasajeros heridos. El director de la institución, Juan Carlos Balderrama, comunicó que tres de ellos continúan bajo atención médica en dicho centro, en tanto que dos fueron trasladados al Hospital Viedma debido a la gravedad de su condición, y otro paciente optó por ser dado de alta con la intención de proseguir su viaje.

Balderrama compartió que lamentablemente una joven, de 23 años, sufrió fracturas en cuatro costillas. A pesar de su deseo de ser dada de alta para buscar a su hijo, quien lamentablemente perdió la vida en el accidente, los médicos lograron convencerla de permanecer en el hospital, dada la imposibilidad de movilizarse en su estado. La trabajadora social se comprometió a brindar asistencia en la gestión de la recuperación del cuerpo de su niño y en todo lo que requiera para su bienestar.

De igual manera, se registró el ingreso de otra pasajera al Hospital de Colomi, mientras que otros dos fueron admitidos en el Hospital San Francisco de Asís en Villa Tunari.

SEGURO E INDEMNIZACIONES

Carlos Herbas, gerente regional de UNIVida, comunicó que su equipo está trabajando en diversas localidades, incluyendo Cochabamba, Sacaba, Villa Tunari y Chimoré. Personal está presente en los hospitales donde se encuentran los heridos, y también está en contacto con los familiares de las víctimas fatales con el fin de agilizar trámites y asegurar una pronta entrega de indemnizaciones.

En cuanto a las cifras, Herbas detalló que UNIVida proporciona 24 mil bolivianos por concepto de gastos médicos por paciente, y en caso de fallecimiento, la suma se establece en 22 mil bolivianos. Similar compensación se aplica en situaciones de incapacidad resultante del accidente.

Los funcionarios están activamente colaborando en la identificación de víctimas mortales, ante la ausencia de documentos de identidad de varios pasajeros. 

Herbas recordó a los familiares de las personas fallecidas que tienen el derecho a recibir indemnizacio- nes y asistencia de UNIVida sin costo alguno. Por lo tanto, no es necesario que incurran en gastos adicionales al contratar servicios de profesionales externos.

SINIESTROS

En el periodo comprendido entre enero y julio de 2023, UNIVida S.A. ha registrado un total de 9.711 siniestros en los nueve departamentos de Bolivia, lo que ha dejado un saldo de 12.175 personas accidentadas. En ese mismo lapso, la compañía ha desembolsado una suma de 47.596.807.03 bolivianos en concepto de indemnizaciones y asistencias.

Por otra parte, los vehículos que presentan una mayor incidencia de accidentes de tránsito a nivel nacional son los siguientes: en primer lugar se encuentran las motocicletas con 4.236 hechos de tránsito, seguidas por las vagonetas con 1.675 incidentes, y en tercer lugar se ubican los minibuses con 1.406.