Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 21:09

Detienen a un adolescente que intentó estrangular a su madre

La denunciante declaró que su hijo la atacó en varias oportunidades. En el último hecho, su otro hijo, de 10 años, hirió a su hermano con una tijera para salvarla.

Fotografía ilustrativa de un hecho de violencia. PIXABAY
Fotografía ilustrativa de un hecho de violencia. PIXABAY
Detienen a un adolescente que intentó estrangular a su madre

Un adolescente, de 16 años, fue detenido por intentar estrangular a su madre en su domicilio ubicado en Villa Pagador, Cochabamba. La Policía lo capturó y aguarda su audiencia de medidas cautelares donde será juzgado bajo el amparo del Código Niño, Niña y Adolescente, informó el director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), Richard Vargas.

El jefe policial explicó que la progenitora, de 37 años, formalizó la demanda en dependencias de la FELCV de la Estación Policial Integral (EPI) Sur, el miércoles. La denunciante declaró ante los policías que su hijo reaccionó con violencia después que ella le llamó la atención, porque no cumplía con sus obligaciones educativas ni apoyaba en los quehaceres de la casa, y tiró algunas de sus pertenencias al piso.

El adolescente intentó estrangular a su madre en presencia de su hermano, de 10 años, quien agarró una tijera y lo apuñaló en la espalda para liberar a su mamá. “El menor de edad huyó, mientras su hermano adolescente fue tras él. En tanto, la madre aprovechó ese momento para dirigirse a la FELCV y sentar la denuncia”.

Personal de esa dependencia se dirigió al domicilio y arrestó al adolescente, quien inicialmente fue trasladado a un hospital debido a que presentaba dos heridas punzocortantes en la espalda para que reciba atención médica.

La víctima tiene equimosis en el cuello que prueba la agresión física y le dieron dos días de impedimento. La mujer refirió que esa no fue la primera vez que su hijo usó la fuerza en su contra para lastimarla. Con esos antecedentes, las autoridades analizarán si recalifican el tipo penal.

La Policía estableció que el adolescente no estaba bajo efectivos del alcohol ni ninguna otra sustancia al momento del ataque violento.

La familia, compuesta por la madre, padre y sus cuatro hijos, vivían en la misma habitación alquilada en la zona sur de Cochabamba.