Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 14 de noviembre de 2019
  • Actualizado 08:28

JOSÉ CRISTÓBAL DELGADILLO VALENCIA ES UNO DE LOS MÁS GRANDES PECES GORDOS DEL NARCOTRÁFICO EN BOLIVIA. ERA DUEÑO DE UN MEGALABORATORIO EN EL TIPNIS QUE PRODUCÍA 100 KILOS DE DROGA AL DÍA

Después de votar cae el pez gordo del narcotráfico en Bolivia

Después de votar cae el pez gordo del narcotráfico en Bolivia

 

Uno de los peces gordos más grandes del narcotráfico en Bolivia cayó de la manera más simple en Santa Cruz. Acudió el domingo a sufragar a la mesa 5 de una unidad educativa en el Plan Tres Mil y después de colocar su voto en el ánfora y recibir su certificado, policías de Inteligencia lo aprehendieron con una orden que había en su contra desde 2011. El narcotraficante José Cristóbal Delgadillo Valencia fue trasladado a Villa Tunari, Chapare, para ser sometido a una audiencia de un caso pendiente en Cochabamba y el juez cautelar lo envió, ayer, a la cárcel de San Sebastián.

Pero, ¿quién es este hombre? Apodado El Cristo (por Cristóbal). Este traficante es dueño del megalaboratorio de cocaína encontrado el 19 de octubre de 2011 en el territorio del Tipnis, en el sector de Santa Rosa de Pofi (frontera entre Cochabamba y Beni), según el coronel Juan Carlos Velásquez de la FELCN. Policías de Umopar ingresaron al lugar y fueron emboscados por un grupo de colombianos contratado por El Cristo para “proteger” el megalaboratorio. En el enfrentamiento murieron el subteniente Steven Medrano Candia, con un balazo en el cuello, y el francotirador colombiano Jeyson Rosa Rico. También fueron heridos el policía Eloy Mamani Paucara y el colombiano José Toro García.

El megalaboratorio tenía 21 ambientes, una pista de aterrizaje, salas de secado, de cristalización, hornos modernos, tecnología de punta. Hallaron 112 kilos de cocaína, además de armas rusas y francesas que la Policía Boliviana ni sueña con tener: fusiles Galil, M-16, ametralladoras. El megalaboratorio producía 100 kilos diarios de cocaína y funcionó durante dos años. Se calcula que los narcos ganaron cerca de 300 millones de dólares en ese tiempo. La investigación posterior develó que El Cristo sería el dueño del terreno donde estaba instalado el megalaboratorio, pero el hombre estaba prófugo hasta el domingo de las elecciones.

José Cristóbal tiene antecedentes de narcotráfico. En 1995, el paraguayo Marcelino Coleman controlaba el 25 por ciento del mercado de cocaína en Bolivia a través de tres grupos: Cóndor, Tarabuco y Jesucristo. José Cristóbal era el cabecilla del grupo Jesucristo y cayó detenido en Camiri con 99 kilos de cocaína que llevaba en un camión hasta una pista en Boyuibe, para enviarlos en una avioneta al Paraguay. Fue sentenciado a 16 años de cárcel, pero solo entró unos meses a prisión. Se benefició de medidas sustitutivas y de un recurso de casación.